Se vivió la 4ta edición del Festival Internacional de estudiantes extranjeros

13 de junio de 2017, 08:55.

Se  vivió la 4ta edición del Festival Internacional de estudiantes extranjeros

Ampliar imagen


El jueves pasado se vivió en el salón blanco del Comedor universitario el Festival internacional. Los países participantes vistieron el salón con los colores y tradicionalismos de su patria. La música, la gastronomía y los espectáculos artísticos deleitaron al público en un almuerzo fuera de lo común.

Como todos los años la  Secretaría de Relaciones Internacionales organizó la 4ta edición del Festival Internacional de estudiantes de intercambio que se disfrutó a lo grande en el Comedor Universitario. Allí  los alumnos extranjeros, que se encuentran de intercambio en nuestra universidad, mostraron lo mejor que de su tierra en los diferentes stands. Los estudiantes junto a sus tutores se lucieron recreando un pedacito de su país para que los asistentes no sólo degustaran  sus platos más tradicionales sino que pudieron disfrutar de bailes típicos, juegos y conocieran un poco más sobre sus culturas. Participaron de este evento las autoridades de la Secretaría de Relaciones Internacionales y Da. María Landa de González cónsul de México en Mendoza.

El color, el arte, los tradicionalismos, el orgullo de ser embajador de sus países  en otra tierra se percibía en el aire. Cada país dio lo mejor de sí para competir  por el mejor stand, en lo que fue una gran fiesta. Argentina también estuvo presente, en su stand  se pudieron probar pastelitos, sopaipillas y vino mendocino, elaborado por la Facultad de Ciencias Agrarias. En un salón abarrotado de gente los países compitieron también  en el  baile de la silla, en donde Italia se consagró campeón. Cada país vitoreaba a sus artistas,  mostraba con orgullo sus costumbres y bailaba al compás de la música de sus compañeros.

Docentes, no docentes, alumnos y el público en general recorrió los diferentes stands probando la gastronomía y bebidas de cada lugar del mundo. Los visitantes pudieron sacarse fotos con los stands, con los trajes típicos de cada cultura y disfrutar de los espectáculos artísticos que  los chicos habían organizado. Cerca de las 2  de la tarde Brasil se alzó con  el premio al mejor stand, allí no sólo se degustó su gastronomía, sino los asistentes pudieron sacarse fotos en la playa artificial que se instaló en el comedor. El festival cerró bailando al ritmo de una  gran batucada a cargo de Brasil.