Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Presentaron avances de los proyectos de la UNCUYO frente al COVID-19

En el primer día de las XXVI Jornadas de Investigación se dieron a conocer dos tratamientos, uno a base de vitamina D y otro con plasma de pacientes recuperados, y un tercer estudio que consiste en una herramienta epidemiológica para el monitoreo de SARS-CoV-2 en aguas residuales del Gran Mendoza. Hasta el viernes 27 seguirán mostrándose los trabajos científicos.

25 de noviembre de 2020, 17:38.

Presentaron avances de los proyectos de la UNCUYO frente al COVID-19

Presentaron avances de los proyectos que desarrolla la UNCUYO frente al COVID-19. Ampliar imagen


Los estudios desarrollados por investigadores de la UNCUYO sobre COVID-19 tienen un lugar destacado en las XXVI Jornadas de Investigación “Avances y desafíos de la ciencia en pandemia”, que este año congrega a más de 400 trabajos, además de conferencias, talleres y exposiciones. 

El tradicional encuentro científico de la Universidad se realiza de modo virtual durante tres días, hasta el viernes 27 incluso (ver cronograma completo). Como singularidad, en esta edición, la mirada también está puesta en visibilizar la labor realizada desde los equipos de investigación para dar respuesta a problemas suscitados por la pandemia. A través de estos proyectos científicos quedan demostradas las capacidades con las que cuenta la Casa de Estudios, en términos de recursos humanos y equipamiento, para hacer frente a las demandas de la sociedad en este contexto.

Ciencia frente al COVID-19

En el primer día de las Jornadas, el encuentro de “Investigadores de la UNCUYO frente al COVID-19” reunió en un mismo panel a Walter Manucha, María Isabel Colombo e Israel Vega, todos docentes de la Facultad de Ciencias Médicas y del CONICET, al frente de proyectos financiados por la Unidad COVID del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación.

El estudio liderado por Walter Manucha representa un ensayo controlado con Vitamina D para pacientes con COVID-19 con el objetivo de estimular el sistema inmunológico. Es un tratamiento que busca evitar el agravamiento del cuadro clínico (terapia intensiva y uso de respirador) y mejorar la evolución con un pronóstico favorable. Se investiga en Mendoza y se desarrolla en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y puede ser una forma accesible y económica para prevenir patologías equivalentes a COVID-19. El objetivo es trabajar una primera etapa con 200 pacientes, para pasar a una segunda fase compuesta por 1000 pacientes.

En tanto que la investigación que encabeza María Isabel Colombo plantea el uso de plasmas de convalecientes con fines terapéuticos. En este ensayo clínico experimental, la administración de plasmas es una inmunización pasiva que proporciona anticuerpos específicos contra el patógeno en forma inmediata. En un alto porcentaje, en el plasma de convalecientes recuperados de COVID-19, se detecta la presencia de anticuerpos generados contra SARS-CoV-2. Asimismo, cabe destacar que su utilización no es una cura sino uno de los caminos para intentar que los pacientes en estadios moderados y severos tengan una mejor evolución.

En tanto que, Israel Vega está al frente de un equipo que desarrolló una herramienta epidemiológica rápida, sensible, económica y efectiva para el monitoreo de SARS-CoV-2 a partir del análisis de las aguas residuales del Gran Mendoza. El muestreo y análisis del material genético del virus, presente en las excreciones fecales y los líquidos desechados en la higiene personal y la limpieza domiciliaria, que llegan a las plantas de tratamiento de Campo Espejo y El Paramillo, proporcionaría información fehaciente del estado de salud del 60% de la población.

Hasta ahora, a través de las metodologías que vienen instrumentando en sus laboratorios, han avanzado eficazmente en detectar la presencia del material genético en aguas residuales crudas, desde el inicio del proyecto -27 de julio de 2020-, cuando los reportes de casos diarios en promedio no superaban los 70 casos. 

Según adelantaron, "el porcentaje de positividad de los marcadores estudiados para SARS-CoV-2 (RT-qPCR) en aguas residuales superó el 70% en el periodo comprendido entre el 24 de agosto y el 2 de noviembre del corriente año, momento desde el cual hay una tendencia a la baja en el recuento de material genético".  En síntesis, estos resultados apoyan la hipótesis de que ésta es una potente herramienta para complementar y acompañar las decisiones políticas de salud, ya que un sistema de alerta temprana y vigilancia del virus haría posible pronosticar rebrotes y picos, prever zonas rojas y diseñar estrategias sanitarias puntuales para el control de la pandemia con anticipación.

Siguen los aportes 

Los encuentros de “Investigadores de la UNCUYO frente al COVID-19” continúan este jueves 26, de 16 a 17.30, con las exposiciones de los investigadores Martín Nahuel Ratto (Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria), Gonzalo Dos Santos (Facultad de Ingeniería y CONICET) y Mario Moreno (Instituto Balseiro). Moderará las disertaciones Nicolás Federico Renna, secretario de Ciencia, Técnica y Vinculación Tecnológica de la Facultad de Ciencias Médicas.

Y el viernes 27, de 9 a 10.30, será el turno de conocer los trabajos de Romina Aparicio (CONICET), Gabriela Marzonetto (Facultad de Ciencias Políticas y Sociales) y Elizabeth Guerra (Facultad de Artes y Diseño). La moderadora del panel será Ofelia Agoglia, secretaria de Investigación y Posgrado de la Facultad de Artes y Diseño.


Etiquetas:
ciencia | pandemia | siip | jornadas de investigación | covid19