Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Presentaron en el Balseiro una investigación sobre cursos para docentes

Es una evaluación institucional sobre el impacto de esta iniciativa del Instituto en maestros, maestras y profesores de Bariloche y de otras ciudades de Río Negro que se capacitaron en ciencia, tecnología, ingeniería y matemática entre 2014 y 2020.

09 de noviembre de 2021, 15:11.

Presentaron en el Balseiro una investigación sobre cursos para docentes

Presentaron en el Balseiro una investigación sobre cursos para docentes. Ampliar imagen


En un acto que se concretó en el Instituto Balseiro (IB) y el Centro Atómico Bariloche (CAB), se compartieron resultados de una investigación sobre impactos y procedimientos de formación experimental en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática (CTIM) a través del desarrollo de cursos para docentes. Al encuentro asistió el vicerrector de la UNCUYO, Jorge Barón, entre otras autoridades del IB, la CNEA y funcionarios locales, provinciales y nacionales.

“Las buenas historias buscan en pasados ricos el sustento de presentes sólidos, con el fin de que continúe la historia para quienes vendrán más adelante”. Con esa frase de la pensadora norteamericana Donna Haraway, la física y divulgadora científica y secretaria de Extensión y Cultura Científica del Balseiro, Patricia Mateos, arrancó con la presentación del trabajo.

Previo a ello, el director del Balseiro, Mariano Cantero, hizo un breve recorrido sobre esta institución educativa, donde brindó información sobre la oferta académica y la estructura administrativa, además de mencionar las particularidades de estudiar con becas completas de la CNEA en un campus integrado al CAB.

“Nuestra misión principal es formar recursos humanos y generar conocimiento a nivel grado y posgrado. Miramos con mucha atención todo lo que es la educación primaria y secundaria. Más de la mitad de nuestros ingresantes conocen al Instituto durante el secundario, así que esta actividad de la Secretaría de Extensión del IB es central en muchos aspectos”, enfatizó Cantero.

En el acto, además de las autoridades del Balseiro, estuvieron presentes el vicerrector de la UNCUYO, Jorge Barón; la presidenta de la CNEA, Adriana Serquis, su vicepresidente, Diego Hurtado, y gerenta del área Académica, María Fernanda Domínguez; la ministra de educación de Río Negro, Mercedes Jara Tracchia; y el gerente de coordinación del CAB, Sebastián Buscemi, entre otras autoridades locales, provinciales y nacionales. La actividad se realizó bajo la modalidad semi-presencial y está disponible a través del canal de YouTube del IB.

Las voces de las autoridades

En su discurso, Barón destacó la referencia que Hurtado hizo -en su exposición- acerca de la Reforma Universitaria, y en ese sentido indicó que es un defensor de la universidad pública, y que cree que es la política de Estado más larga que tuvo el país. “Desde la reforma del ‘18 en adelante por ahí damos como que la universidad existe desde siempre y no es así: ha sido objeto de luchas y de logros”, sostuvo el funcionario, a la vez que mencionó la autonomía universitaria decretada por Alfonsín en 1985 y la reforma constitucional de 1994.

Asimismo, el vicerrector de la UNCUYO remarcó que la extensión es uno de los tres roles fundamentales de las universidades, y que este reporte no sólo da cuenta de los cursos realizados, sino de mediciones concretas. “Es algo que los argentinos hacemos muy poco; nos medimos muy poco”, añadió Barón. En el cierre de su charla, el ingeniero nuclear egresado del Balseiro reflexionó además sobre la importancia de la comunicación social de la ciencia y la tecnología, y el valor de trabajar con mayor profundidad en este campo.

A su turno, Adriana Serquis, quien participó como formadora en varios de los cursos organizados por Mateos, sostuvo: “Hemos trabajado codo a codo y puesto el cuerpo en muchísimas ocasiones, así que conozco la intensidad con la que trabajan”. Para la presidenta de la CNEA, este tipo de actividades ayudan a despertar no sólo vocaciones científicas, sino también a generar conciencia en la sociedad de que es posible “y necesario valorizar las actividades de investigación y desarrollo”.

En su intervención, Diego Hurtado felicitó al IB por haber “logrado navegar la tormenta perfecta que fue la pandemia” y por la presentación de la iniciativa. Mencionó, además, la importancia de la Reforma Universitaria de 1918 y la labor de la extensión universitaria y sus aportes para responder las necesidades de la sociedad. A su vez, subrayó que las actividades de vinculación e innovación son cruciales: vincularse con el sector productivo y las empresas.

“Ver el trabajo que viene haciendo todo el equipo del Instituto nos llena de orgullo. Para nosotros es una política pública que nuestros estudiantes puedan acceder a este tipo de conocimientos. Hay una sinergia y una posibilidad que nos abren hoy los ámbitos universitarios para ir pensando cada uno de los niveles educativos”, manifestó, por su parte, la ministra Jara Tracchia.

Resultados de la investigación

Mateos comenzó su exposición con una reseña sobre el desarrollo de iniciativas previas -desde la comunidad del CAB-IB- de cursos para docentes de escuelas de distintos niveles educativos, desde 1985 al presente. Entre ellas, nombró el Centro de Formación Continua, la organización de Ferias de Ciencias zonales, regionales y provinciales, la Muestra CAB-IB y diversos talleres para docentes y estudiantes.

La física destacó asimismo el rol de los formadores para estimular la curiosidad en los docentes. Fueron 62 investigadores y/o docentes del IB y el CAB que destinaron tiempo ad honorem para ayudar a motivar y formar a docentes de escuelas de nivel primario, secundario y estudiantes de profesorados en prácticas experimentales y actualización de temas de CTIM.

Propiciar el diálogo y el intercambio de saberes entre investigadores, docentes y organizadores; realizar un acompañamiento periódico para fomentar la efectiva puesta en práctica de lo aprehendido en las aulas; y brindar una aproximación a la multidimensionalidad de la ciencia y la tecnología fueron algunos de los objetivos de los 30 cursos y 28 talleres de ciencia y tecnología que se dictaron entre 2014-2020. Participaron 380 docentes y 1387 estudiantes.

Las temáticas que se abordaron fueron diversas: cristales, radiaciones, mediciones nucleares, agua, luz y visión, electromagnetismo, entre otras. Docentes del 92% de las escuelas primarias y secundarias de Bariloche tomaron los cursos y talleres. De la provincia de Río Negro, participaron desde 22 localidades. Y de Argentina, asistieron docentes de 16 provincias.

A través de una encuesta digital, que respondió el 65,3% de los docentes que participaron de los cursos y talleres, se logró conocer una evaluación cuantitativa de los mismos. Mateos presentó datos demográficos de la muestra y luego mostró diversos resultados. Por ejemplo, el 88,3% abordó con sus propios estudiantes los contenidos vistos durante los cursos; y el 80,6% realizó actividades de laboratorio con sus estudiantes. “Este resultado es fundamental, ya que muestra la efectividad de los cursos y la motivación de los y las docentes por llevar al aula lo trabajado y compartirlo con sus estudiantes”, destacó la responsable de la Sección de Divulgación Científica y Tecnológica (SeDiCyT) del CAB.

Otro dato que destacó la física es que la mayoría de docentes que participaron en la encuesta generó actividades de debate y reflexión sobre los temas tratados (83,1%), y que la participación en los cursos motivó a que participaran junto con sus estudiantes en ferias de ciencias, concursos y olimpíadas (57,7%). Asimismo, mostró una encuesta realizada al grupo de formadores. “Nos dimos cuenta al generar estos diálogos que todos aprendíamos de los demás”, cerró la divulgadora científica.

Además de Mateos, quien fue la coordinadora general de la propuesta, compartió unas palabras la coordinadora metodológica del estudio, la socióloga Vanina Jael Giraudo, de la UNCUYO. 

El equipo completo que trabajó en el informe lo integran Miriam Franco, Morena Robles, Jordana Dorfman, Jimena Lamela, Martina Gelardi y Agustín Rodríguez.


Etiquetas:
balseiro investigación cursos docentes profesores maestros maestras escuelas instituto balseiro informe trabajo ciencia tecnología impacto capacitaciones vida universitaria