Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Se formó en el Balseiro y preside la Comisión Nacional de Energía Atómica

Adriana Serquis fue designada para conducir uno de los centros de Investigación y Desarrollo (I+D) más importantes de Argentina. Es una física referente internacional en la caracterización de materiales, egresada del Doctorado en Física del Instituto de la UNCUYO.

11 de junio de 2021, 13:07.

Se formó en el Balseiro y preside la Comisión Nacional de Energía Atómica

La doctora en Física del Balseiro, Adriana Serquis, es la flamante presidenta de la CNEA. Ampliar imagen


La doctora en Física del Instituto Balseiro, Adriana Serquis, comenzó esta semana sus funciones como presidenta de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) de Argentina. Tras ser designada en el cargo por decreto presidencial, entró en funciones el lunes 7 de junio, en la ciudad de Buenos Aires, iniciando así una nueva etapa en su carrera profesional, que creció siempre en distintas vías interrelacionadas: la investigación científica, el desarrollo tecnológico, la docencia y la divulgación científica.

Siento una enorme responsabilidad y un gran orgullo por todo el equipo de gente que puede ser parte de la gestión”, dijo en ese contexto Serquis. Y agregó: “Hay muchas ideas respecto a cómo la institución puede contribuir al enriquecimiento del capital humano que ya tiene, pero una de ellas es que hay que sentarse primero a consensuarlas con quienes ya están trabajando en estos temas”.

La CNEA fue creada en 1950 y cumplió 71 años el 31 de mayo pasado. La primera mujer en dirigir esta institución fue Emma Pérez Ferreira (1987-1989). El presidente saliente de la CNEA en 2021 es el licenciado Osvaldo Alberto Calzetta Larrieu, luego de cinco años de gestión. 

Ante la novedad de la designación de Serquis, el director del Instituto Balseiro, Mariano Cantero, expresó: “Estamos muy contentos de que se hayan tomado en el gobierno nacional definiciones sobre las autoridades de CNEA. En particular conocemos a Adriana, del Centro Atómico Bariloche, del Instituto Balseiro y de la Fundación Balseiro, y sabemos de su gran compromiso institucional, científico y social”.

La CNEA es posiblemente la fábrica de tecnología más importante que tiene el país. De la CNEA han salido empresas como la fábrica de aleaciones especiales, la fábrica de combustibles nucleares, Dioxitek, las centrales nucleares, Nucleoeléctrica Argentina, los centros de medicina nuclear, y tal vez el caso más conocido: INVAP”, añadió Cantero. Además, destacó la relevancia de fortalecer la generación de conocimiento y la formación de recursos humanos para el bienestar y el desarrollo de la sociedad.

La trayectoria de Adriana Serquis

Es una científica referente internacional en la caracterización físico-química de materiales. Se formó como doctora en Física por el Instituto Balseiro (CNEA-UNCUYO), donde también es profesora invitada, y como licenciada en Física por la Universidad de Buenos Aires (UBA). Es investigadora principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), profesora titular de la Universidad de Río Negro (UNRN) y actual Presidenta de la Asociación Argentina de Cristalografía (AACr).

Ha recibido diversos premios y distinciones: Premio Nacional L´Oréal-Unesco “Por la mujer en la ciencia” en Argentina (2014), Premio Konex al mérito en la disciplina “Nanotecnología” junto a otros cuatro egresados del Instituto Balseiro (2013), y Premio Houssay en la categoría Investigador Joven (2007).

La física se formó y creció como científica en el Centro Atómico Bariloche (CAB-CNEA), que fue su base para desplegar una amplia trayectoria en I+D en el campo de la caracterización de materiales relevantes para energías limpias, como materiales superconductores, materiales de almacenamiento y celdas de combustible, o de interés nuclear; y en temas de eficiencia energética.

En su formación, también se incluye una estancia de postdoctorado en investigación en el centro de materiales “MST-STC” de Los Alamos National Laboratory (LANL), Estados Unidos. Y más recientemente, cursó la Maestría en Ciencia, Tecnología e Innovación, en la orientación de Política científica en la UNRN.

Hasta su reciente designación, trabajó como jefa del Departamento de Caracterización de Materiales del CAB y como directora alterna del Instituto de Nanociencia y Nanotecnología (INN/ UE-CONICET-CNEA, Nodo Bariloche). Desde el inicio de la pandemia, no dudó en ayudar con su equipo a distintas instituciones mediante la elaboración de sanitizantes. También ha participado en proyectos de eficiencia energética en cooperativas de trabajo y con el Grupo Encuentro de Bariloche.

Los estudios en el campo de fuentes de energía y el aporte de la CNEA

Al ser consultada sobre la necesidad de trabajar de forma eficiente en el gran campo de fuentes de energía en el escenario del cambio climático, Serquis afirmó: “Hay una gran necesidad de estudiar cómo debe hacerse un cambio en la matriz energética para mitigar los efectos de los combustibles fósiles en el cambio climático, que debe tener en cuenta las capacidades locales y la diversidad de oportunidades que tiene cada región del país”.

“Sabemos que la energía nuclear es una de las mejores e imprescindibles opciones si se quiere mitigar el efecto invernadero y también es posible considerar alternativas más novedosas, como por ejemplo la producción de ‘hidrógeno rosa’. También es importante valorizar la investigación y el desarrollo en otras alternativas tecnológicas que ya se están investigando como la solar, la producción de ‘hidrógeno’ azul (incluyendo el secuestro de dióxido de carbono, etcétera)”, comentó la científica.

Sobre cómo la CNEA puede aportar al desarrollo del país, aplicando las investigaciones que desarrolla, Serquis indicó: “Todas las tareas de formación, de investigación y desarrollo en las diversas y variadas disciplinas que están presentes en la institución contribuyen a una mejor calidad de vida al impactar en ámbitos como la energía, la salud, el medioambiente, el desarrollo industrial o la formación académica”.

Asimismo, la flamante presidenta señaló que el análisis de la situación actual y de una prospección a largo plazo podrá brindar “una visión que permita establecer un plan estratégico con metas a mediano y largo plazo que contribuyan a recuperar el filo tecnológico que caracteriza a la CNEA”.

El camino hacia la igualdad de género en la ciencia

En marzo pasado, Serquis dictó el primer coloquio virtual de 2021 del Instituto Balseiro, que se realizó en conmemoración del “Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia” y del “Día Internacional de la Mujer”. Participante activa desde sus inicios en el colectivo de Mujeres Trabajadoras del CAB, la científica expuso allí sobre la temática de la igualdad de géneros en ciencia, tecnología e innovación, “Estamos viviendo nuevos tiempos en la sociedad que nos permiten hablar más libremente de temas que han sido silenciados o invisibilizados”, planteó.

La dedicación a inspirar en ciencia a nuevas generaciones de niños y niñas, adolescentes y también docentes es otra de las tareas que Serquis desarrolla desde hace mucho tiempo. Ha participado en múltiples actividades de extensión junto a la Sección de Divulgación Científica y Técnica del CAB y de la Secretaría de Extensión y Cultura Científica del IB, incluyendo talleres para docentes de todos los niveles. También ha protagonizado charlas TED y de divulgación en general. Quizá algún lector haya conversado con ella, mientras armaban estructuras cristalinas con bolitas y palitos de plástico, durante algunas de las últimas Ferias del Libro pre-pandemia.


Etiquetas:
adriana serquis comisión nacional de energía atómica cnea presidenta egresada física instituto balseiro vida universitaria