Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Distinción franco-argentina para una profesora del Instituto Balseiro

Se trata de Guillermina Urretavizcaya, docente y coordinadora del Comité Académico de la Maestría en Ingeniería del Balseiro, quien fue distinguida por un proyecto de reciclaje de descartes industriales para generar hidrógeno.

15 de diciembre de 2021, 10:47.

Distinción franco-argentina para una profesora del Instituto Balseiro

Distinción franco-argentina para una profesora del Instituto Balseiro. Ampliar imagen


El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, la Embajada de Francia en Argentina y la empresa Total Austral S.A. otorgaron la "Distinción Franco Argentina en Innovación 2021 - Categoría Senior” a la científica Guillermina Urretavizcaya, del Instituto Balseiro, por el proyecto “Generador de energía basado en descartes industriales reciclados".  

La ceremonia de entrega de premios se realizó en la Embajada de Francia, en la ciudad de Buenos Aires. Allí estuvo presente Urretavizcaya, que enseña en el Balseiro en la asignatura “Laboratorio II” de la carrera de grado Ingeniería Mecánica, y en “Elementos de Ciencia de Materiales” de la CEATEN, carrera de Especialización en Aplicaciones Tecnológicas de la Energía Nuclear.

La investigadora es, además, coordinadora del Comité Académico de Maestría en Ingeniería del Instituto Balseiro, organismo público dependiente de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Universidad Nacional de Cuyo (UNCUYO). Y se desempeña también como investigadora independiente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en el Departamento Fisicoquímica de Materiales del Centro Atómico Bariloche, de la CNEA.

El premio

La "Distinción Franco Argentina en Innovación 2021" fue otorgada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, la Embajada de Francia en Argentina y la empresa Total Austral S.A. El objetivo de la propuesta es “estimular y difundir los procesos de transferencia de conocimientos y tecnología, aplicados a productos y/o procesos que mejoren la calidad de vida de la sociedad y busquen promover las innovaciones tecnológicas en el área de energías, tecnologías del agua y otros”, según informa el ministerio en este link: https://www.argentina.gob.ar/ciencia/financiamiento/dfai2021

El premio en la categoría Senior incluye un subsidio para financiar un proyecto y cubrir los gastos de traslado a Francia y “manutención por un máximo de siete días para la estadía de investigación en un laboratorio, Universidad, centro de investigación, polo tecnológico y/o empresa de base tecnológica que desarrolle temas relacionados al proyecto ganador.

“La distinción es muy importante para mí y para todo el grupo que participa del proyecto porque es un reconocimiento a nuestro trabajo y además, un subsidio que nos permite continuar con el desarrollo del dispositivo”, comentó Guillermina Urretavizcaya, que es licenciada en Química y doctora en Ciencia de Materiales por la Universidad Nacional de Mar del Plata.

El proyecto

El grupo de Urretavizcaya busca con este proyecto generar energía a partir del reciclaje de descartes industriales. Según la científica: “La idea es aprovechar virutas de aleaciones de magnesio que se descartan en el maquinado de, por ejemplo, cajas de velocidad de automóviles, para obtener hidrógeno”.

“Estas virutas son un problema, es complicado almacenarlas y transportarlas porque pueden prenderse fuego espontáneamente. En nuestro laboratorio del Departamento Fisicoquímica de Materiales desarrollamos un proceso para reciclarlas y, por medio de una reacción química llamada hidrólisis, usarlas para producir hidrógeno”, agregó.

Contó además que como subproducto de esa reacción se obtiene hidróxido de magnesio, que no es perjudicial para el medio ambiente. Y puntualizó que la ventaja de ese proceso es que transforma las virutas, que son un pasivo ambiental, en un producto inocuo e hidrógeno.

“Este hidrógeno luego lo utilizamos para generar energía eléctrica en una celda de combustible, que es un dispositivo que transforma energía química, de la reacción del hidrógeno con el oxígeno del aire, en energía eléctrica”, dijo. Y añadió: “en el proyecto, que gracias a la distinción recibió financiamiento para avanzar en su desarrollo, se plantea fabricar un prototipo que sirva para, por ejemplo, cargar un celular u otro dispositivo electrónico pequeño”.

Por último, Urretavizcaya comentó que María Rodríguez, una reciente egresada de la Maestría en Ingeniería del Instituto Balseiro, realizó su tesis sobre el procesamiento de las virutas para obtener el material hidrolizable.

Los próximos pasos

En este sentido la científica señaló que por un lado, acondicionarán el material hidrolizable para ser usado en el generador de hidrógeno. Por otro lado,  completarán el diseño y luego fabricarán el prototipo, integrado por el generador y la celda de combustible. 

El grupo que trabaja en el tema está integrado por Facundo Castro (CONICET – IB), Santiago Pighin (CONICET), María Rodríguez (IB), Silvia Rivas (CNEA) y Facundo Roldán (CNEA) en Argentina; y por Jean Louis Bobet, del Institut de Chimie et de la Matière Condensée de la Universidad de Bordeaux en Francia, con el doctor Bobet el equipo tiene una colaboración a través de un Proyecto ECOS-SUD.

Etiquetas:
vida universitaria instituto balseiro distinción francoargentina guill ermina urretavizcaya reciclaje descartes industriales hidrógeno