Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

La Orquesta Sinfónica, el Coro Universitario de Mendoza y Ópera Studio interpretarán el Réquiem de Mozart

Los organismos artísticos pertenecientes a la secretaría de Extensión y Vinculación de la UNCUYO presentarán la última obra compuesta por Mozart, para conmemorar los 230 años de su fallecimiento. Será este viernes 19 de noviembre, a las 20.30, en la parroquia Nuestra Señora de los Dolores bajo la dirección del maestro Javier Logioia Orbe.

15 de noviembre de 2021, 18:38.

La Orquesta Sinfónica, el Coro Universitario de Mendoza y Ópera Studio interpretarán el Réquiem de Mozart

La Orquesta Sinfónica, el Coro Universitario de Mendoza y Ópera Studio interpretarán el Réquiem de Mozart Ampliar imagen


A 230 años de la muerte del famoso compositor austríaco, Wolfgang Amadeus Mozart, la Orquesta Sinfónica de la UNCUYO, el Coro Universitario de Mendoza y Opera Studio presentarán su célebre “Réquiem”. La función se realizará el viernes 19 de noviembre a las 20.30, en la parroquia Nuestra Señora de los Dolores. El maestro argentino Javier Logioia Orbe estará al frente de la Dirección.

Wolfgang Amadeus Mozart es considerado uno de los compositores más influyentes de la historia, ya que abarcó todos los géneros de su época. Entre su enorme obra se cuenta su "Misa de Réquiem" la cual quedó inconclusa tras el temprano deceso del músico, con tan solo 35 años de edad. Franz Xaver Süssmayr fue el encargado de terminar de componerla. 

Pasaron centenares de años y las melodías de Mozart continúan conmoviendo al público con la belleza de su obra. En esta oportunidad, el área de Extensión y Vinculación de la Universidad, ofrecerá las melodías de "Réquiem", el último trabajo del prolífico compositor. La entrada será gratuita y el aforo por orden de llegada hasta completar la capacidad establecida por el protocolo sanitario de la parroquia.

El origen 

Mientras trabajaba en La Flauta Mágica, Mozart recibió una comisión de un extraño para componer un Réquiem, una misa para el descanso del alma de los difuntos, con la condición de mantenerlo en secreto. El hombre que se lo encargó supuestamente fue el conde von Walsegg, a través de un intermediario. La idea era que el Réquiem fuera para su difunta esposa. 

Mozart no estaba en el mejor estado de ánimo, ni tampoco físico, cuando recibió esta comisión, su salud se estaba deteriorando, incluso pensaba que fue maldecido para escribir el Réquiem para sí mismo, puesto que estaba seguro de que sería su último trabajo. 

Con la motivación de su propia esposa, aceptó el desafío y se empeñó con obsesión en ello. A pesar de todo su esfuerzo, solo pudo completar los primeros tres movimientos: Introitus, Kyrie y Dies Irae, y logró esbozar las partes de voz y las líneas de bajo para los siguientes dos, Domine Jesu y el Agnus Dei. 

Mozart murió a los 35 años, el 5 de diciembre de 1791, antes de que pudiera completar este trabajo.

Programa

“Mozart 230 (II): Réquiem”- Iglesia Los Dolores, viernes 19 de noviembre a las 20.30

Mozart: “Requiem” en Re menor K.626 para solistas, coro y orquesta 

Director: Javier Logioia Orbe

Orquesta Sinfónica UNCUYO 

Coro Universitario de Mendoza

Dirección: Silvana Vallesi 

Ópera Studio

Dirección: Verónica Cangemi 

Solistas:

Mariel Santos, soprano

Gloria López, mezzo

Marcelo Zelada, tenor 

Guillermo Olarte, barítono

Etiquetas:
cultura mozart orquesta sinfónica coro universitario de mendoza ópera studio requiem javier logioia orbe