Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Un acuerdo para celebrar: cerca de 1.500 docentes podrán acceder a la efectivización

La paritaria del sector docente de la UNCUYO tuvo saldo positivo al acordarse una iniciativa impulsada por el Rector Pizzi que reconoce a quienes duplicaron esfuerzos durante la Pandemia. También habrá beneficios para quienes poseen efectividad.

30 de noviembre de 2020, 13:55.

Un acuerdo para celebrar: cerca de 1.500 docentes podrán acceder a la efectivización

Un acuerdo para celebrar: cerca de 1.500 docentes podrán acceder a la efectivización Ampliar imagen


En menos de dos años, alrededor de 1.500 docentes interinos de la UNCUYO podrán acceder a la efectivización de sus cargos, si deciden optar por un nuevo régimen de concursos especiales.

Ése fue el resultado, entre otros puntos, del acuerdo paritario que se selló este lunes 30 de noviembre y que implica beneficios para quienes, en este duro 2020, redoblaron esfuerzos para garantizar clases y cursados en medio de una inédita pandemia que asoló al mundo.

Por otro lado, docentes que hoy poseen efectividad tendrán aprobada la evaluación periódica de este año y además, podrán solicitar -en caso de que así lo deseen- un año sabático por cada seis años y no siete, como se venía haciendo hasta ahora.

El acuerdo sobre estos puntos se basa en una iniciativa que días atrás promovió el rector de la Universidad, Daniel Pizzi, con la idea precisamente, de reconocer el trabajo docente en este tiempo.

Por un lado, la idea es garantizar “estabilidad” a quienes hoy realizan su trabajo de manera interina. Por el otro, ofrecer beneficios adicionales a docentes con efectividad, relacionados con el año sabático y las evaluaciones periódicas.

Ante esto, las partes realizaron sucesivas reuniones y este lunes lograron el acuerdo necesario para avanzar en los nuevos beneficios que ahora deberán ser refrendados por el Consejo Superior de la UNCUYO.

Los puntos sobresalientes del acuerdo son:

  • Se da por aprobada la evaluación y control del personal docente efectivo (art. 61 del Estatuto Universitario) para el período correspondiente al año 2020.
  • No se considera al año 2020 para el cómputo del Año Sabático (determinado en el art. 63 del Estatuto Universitario). Esto significa que en vez de cada siete años, como se hace habitualmente, en esta instancia podrá ser “cada seis años”.
  • Se establece un régimen “excepcional y transitorio” de “Concursos Especiales por razones extraordinarias originadas por la Pandemia de Covid-19 para Docentes Interinos”. Este régimen es “voluntario y optativo” para quienes deseen acceder y en principio, permitirá que cerca de 1.500 docentes que hoy cumplen funciones interinas, puedan concursar los cargos que ocupan, sean titulares, adjuntos, JTP o auxiliares.

El texto final del acuerdo paritario alcanzado se puede leer aquí.

Un reconocimiento necesario

En sucesivas oportunidades, el Rector Pizzi ha hecho alusión al esfuerzo de los distintos claustros de la Universidad en el contexto de pandemia. En el caso docente en particular, ha resaltado la dedicación de quienes mantuvieron activa a la UNCUYO a partir de clases virtuales y a distancia.

En consecuencia, el pasado 5 de octubre hizo pública la idea de promover nuevas efectivizaciones, a las ya alcanzadas por su gestión tanto en este claustro como en el del personal de apoyo. “... He instruido a los representantes paritarios de la parte empleadora de la Universidad, a que busquen los acuerdos necesarios para que las personas que trabajan en el claustro docente puedan alcanzar la efectivización tan deseada de sus cargos”, dijo el Rector en ese momento.

Llegando al final de 2020, la UNCUYO puede dar cuenta no sólo de haberse mantenido activa en un contexto de no presencialidad, sino que hasta tuvo hitos más que destacables, como el del Hospital Universitario, que incluyó la creación y puesta en marcha de la sala de internación “Dra. María Victoria Gómez de Erice”, que albergó a decenas de pacientes COVID y fue ejemplo de atención en la provincia. 

O el de distintas áreas que supieron adecuarse a la adversa situación y mostraron un funcionamiento casi habitual, como era antes de la pandemia.

Estos logros se suman a los ya promovidos en esta gestión, como la igualdad de género en los cargos electivos de la Universidad, fruto del permanente diálogo de los sectores de la comunidad universitaria. Y las anteriores efectivizaciones docentes y no docentes. Y muestran también el permanente afán de trabajar por una Universidad mejor, pensando ya en un futuro donde la conectividad deberá tener protagonismo crucial para garantizar que, más allá de la presencialidad, la UNCUYO no deja de trabajar por una Educación pública, laica, inclusiva y sobre todo, de calidad.

 

Etiquetas:
pizzi | rector | docentes | efectivización | paritarias | vida universitaria