Comidas para llevar en el Comedor: una opción saludable

16 de mayo de 2017, 12:14.

Comidas para llevar en el Comedor: una opción saludable

Ampliar imagen


Bienestar ofrece una propuesta de alimentación sana para toda la comunidad universitaria: tartas, empanadas y ensaladas para llevar. A través del Comedor y como parte de las acciones de “Universidad Saludable”, la alimentación es un eje central en la salud de la comunidad universitaria.

Además del servicio diario de almuerzos en donde la calidad de los productos naturales y la amplia variedad de verduras resultan ser la base de la estrategia alimentaria, el Comedor ofrece comidas para llevar elaboradas en el mismo establecimiento con una excelente materia prima que asegura alimentos sanos y de buena calidad.

Por eso, dentro de la iniciativa de “Comedor Saludable” se venden en el bufet (en una fila preferencial) tartas (jamón y queso, acelga,  pollo, atún y choclo) a $55, ensaladas (césar, de legumbre y tirabuzón) a $45, empanadas a $60 (jamón y queso, carne que se entregan sin cocinar) y lasagna a $40.

Asimismo, la directora del Comedor Universitario, Noelia de la Reta señala que entre las acciones a futuro “tenemos el proyecto de empezar a incorporar semillas en la elaboración de los panificados y la capacitación a nuestro personal acerca de saberes populares culinarios. Además ofreceremos productos orgánicos como snack provenientes de la economía social”.

Los interesados pueden comprar la comida, de lunes a viernes a partir de las 11 hs. (hasta agotar stock). Además, se pueden hacer pedidos personalmente en el bufet del Comedor o al interno 3319 (UNCuyo)

 

Consejos para comprar comidas para llevar

La nutricionista del Comedor Universitario, Gabriela Olmos, nos deja algunas recomendaciones para poder comprar comida de manera saludable.

Según la profesional, “hay que elegir un lugar que tenga buenas condiciones de higiene alimentaria. Si observamos el piso y los mostradores deben estar limpios. Si las heladeras y la elaboración de las comidas están a la vista es mejor.”

Para que el menú sea saludable, Olmos recomienda agregar a la comida comprada una fruta fresca, ensalada de frutas, yogur, flan o gelatina con frutas. “Planificar la compra de las viandas para que no se repitan es importante. Por ejemplo, debemos incluir una vez por semana pescado, dos veces pollo y carne roja. Los hidratos de carbono (cereales o pastas) se deben consumir dos veces por semana y una vez las legumbres.” Finalmente, la nutricionista señala “hay que acompañar siempre todas las comidas con una porción de vegetales cocidos y crudos, por lo menos de dos colores diferentes.”

Por último, Gabriela Olmos recomendó “para que la comida comprada sea una opción sana, es preferible acompañarla con productos frescos o cocinar una parte del menú. Por ejemplo, comprar milanesas de carne y preparar en casa una ensalada de vegetales en lugar de comprar una porción de papas fritas. Siempre es importante asegurarse que el olor y color de los alimentos correspondan a sus características organolépticas, es decir, no deben tener olores fuertes ni colores distintos a los normales.”