Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Compostaje en oficinas de la UNCUYO, una propuesta de conciencia ambiental en el Día Mundial del Reciclaje

En el Día Mundial del Reciclaje el Programa Economía Social y Ambiente del Área de Innovación Social comenzó a compostar en su oficina con el propósito de generar conciencia en la comunidad universitaria sobre la importancia del consumo responsable y la separación en origen de residuos.

17 de mayo de 2022, 09:49.

Compostaje en oficinas de la UNCUYO, una propuesta de conciencia ambiental en el Día Mundial del Reciclaje

Ampliar imagen


Bajo la premisa de que hay cosas que podemos cambiar, el Programa Economía Social y Ambiente (ESA) comenzó con la prueba piloto de compostaje en su oficina ubicada al norte del Cilindro Central del CICUNC. A partir de la instalación de la compostera, las integrantes del programa están llevando a cabo un sondeo de conocimiento en compostaje a los/as trabajadores/as que asisten al edificio del CICUNC y Biblioteca Central. Además, los/as convocan a sumarse a esta iniciativa aportando con los residuos orgánicos que generan en su jornada laboral. En esta primera etapa del proyecto se pretende generar instancias de capacitaciones breves al personal de la UNCUYO cada vez que decidan compostar sus residuos.

¿Qué es compostar?

Compostar es reciclar. Se le llama compostaje al reciclaje de los residuos orgánicos, es una práctica en la que propiciamos la transformación biológica de los restos vegetales en abono. Los restos de  frutas y verduras mezclados con hojas secas de árboles, son consumidos por microorganismos benéficos (hongos y bacterias) en presencia de aire y humedad, sin olores ni riesgo para la salud de las personas. También pueden agregarse lombrices (lombricompostaje). Este proceso, puede realizarse al aire libre pero también dentro de espacios cerrados, como oficinas. 

Impacto de compostar en la oficina/in situ

  • Cerramos el ciclo de los residuos orgánicos;  
  • Reducimos el volumen de residuos que generamos en la Universidad; 
  • Creamos abono natural que mejora las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo donde lo usemos; 
  • Minimizamos los problemas ambientales relacionados con el transporte y tratamiento de los residuos y los costos asociados; 
  • Además evitamos la contaminación de aguas (superficiales y subterráneas) generadas por los líquidos que desprenden los residuos orgánicos junto a miles de otros residuos en los vertederos/basurales;
  • Propiciamos que los residuos reciclables lleguen limpios y secos para su manipulación por los recuperadores.

Compostar para mejorar las condiciones de trabajo de los/as recuperadores/as urbanos/as

Los residuos orgánicos contienen agua, separarlos en origen (en nuestras casas/oficinas) es esencial para que no liberen su humedad sobre papeles, cartones, plásticos, metales, vidrios y lleguen limpios y secos para su manipulación por recuperadores/as. Estos residuos secos en la Universidad Nacional de Cuyo son recolectados por recuperadores/as de la cooperativa COREME  que luego los acondicionan en su planta para comercializarlos. Los/as recuperadores con su trabajo además de ganar un sustento para vivir, aportan al cuidado del ambiente evitando que estos residuos se entierren y se pudran en un relleno sanitario o basural a cielo abierto y asimismo proveen de materia prima reciclada a la industria evitando la producción de materia prima virgen con todo los gastos ambientales y económicos que ello implica (deforestaciones, transportes, etc).

¿Se puede compostar en una oficina?

Claro que sí! Con esta prueba piloto el equipo del Programa ESA, pretende conocer y estudiar diferentes aspectos del compostaje dentro de nuestro lugar de trabajo y difundir que compostar es sencillo y necesario. 

Además, queremos desmitificar la idea de que el compostaje genera mal olor, que se necesita tener mucho espacio para realizarlo o que lleva muchísimo tiempo realizarlo. Es por ello que invitamos a la comunidad universitaria a que pasen a conocer nuestra experiencia y a los/as trabajadores/as que asisten al CICUNC y Biblioteca Central a aportar con sus residuos orgánicos.

Qué se  puede compostar en la oficina:

  • Restos de frutas y verduras (sin condimentar), 
  • Saquitos de té, café, yerba.

Que no se puede compostar en la oficina:

  • Restos animales (carnes, huesos,etc)
  • Alimentos elaborados/procesados.
  • Harinas 
  • Comidas condimentadas.

¡SEPARAR EN ORIGEN Y COMPOSTAR ES ASUMIR UNA CONDUCTA RESPONSABLE Y COMPROMETIDA CON LA GESTIÓN DE NUESTROS RESIDUOS! SUMATE!