Promocionan Derechos Estudiantiles en la UNCuyo

Un grupo de universitarios voluntarios recorren todas las unidades académicas para dar a conocer a los alumnos sus derechos académicos, políticos y sociales. Es como parte de un programa que se puso en marcha en 2015.

26 de abril de 2018, 11:10.

Promocionan Derechos Estudiantiles en la UNCuyo

Ampliar imagen


La UNCuyo ya capacitó a más de 6000 jóvenes para que aprendan cuáles son sus derechos académicos, políticos y sociales. Son saberes que serán de utilidad durante su trayectoria académica.  

La iniciativa se inscribe en el programa de Promotores de Derechos Estudiantiles que arrancó en 2015, bajo la coordinación de Ciudadanía Universitaria y Participación. En 2017 se sumó la coordinación de Compromiso Social Universitario con la figura de voluntariado para potenciar el trabajo y difusión de los derechos estudiantiles.

Con una dinámica itinerante, más de 70 universitarios voluntarios trabajan con la plataforma UNCU virtual para generar debates, capacitar y ofrecer a los estudiantes información y asesoramiento sobre sus derechos de manera continua. También se montó un stand para ofrecer información con folletería y atender consultas personalizadas.

El próximo paso es llevar el programa a las dependencias de la Universidad en el Sur provincial, entre ellas San Rafael, Malargüe y General Alvear, y también está previsto llegar a zonas de Lavalle. 

Para más información se puede llamar, de lunes a viernes de 9 a 14, a la coordinación Ciudadanía Universitaria y Participación, teléfono 4135000, interno 3337, correo-e: asuntosestudiantiles@uncu.edu.ar. También a la coordinación de Compromiso Social Universitario, teléfono 4135000, interno, 7515, correo-e: csu.uncuyo@gmail.com

Sobre los Derechos

Uno de ellos es la licencia estudiantil, que implica que los estudiantes no tendrían rendimiento académico negativo ante situaciones como accidente, maternidad, paternidad, adopción, evento deportivo, intercambio viajes de estudio, enfermedades, etc.

La licencia se solicita a través con la presentación de una nota a la secretaria Académica de cada facultad, acompañada de una certificación que la avale. La normativa entró en vigencia en el 2014, gracias al trabajo de los secretarios de Asuntos Estudiantiles de todas las unidades académicas.