Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Ayudemos a padres y abuelos a afrontar el aislamiento

Los adultos mayores son, sin lugar a dudas, el segmento de la población más afectada por la pandemia de Covid-19. No solo por ser un grupo de riesgo sino porque el aislamiento obligatorio puede afectar su salud mental y física. Leonardo Boschi, psiquiatra de Salud Estudiantil, nos acerca algunas recomendaciones para ayudarlos.

22 de abril de 2020, 11:53.

Ayudemos a padres y abuelos a afrontar el aislamiento

Ampliar imagen


Nuestros padres, abuelos, tíos o vecinos que viven solos o acompañados de otros adultos mayores como también aquellos que se encuentran en geriátricos, necesitan de nuestra contención, apoyo emocional y sobre todo de nuestra cercanía en este aislamiento obligatorio por el Covid-19.

Ante la pregunta sobre cómo podemos ayudarlos, el médico psiquiatra Leonardo Boschi (MP 11029), profesional de la Dirección de Salud Estudiantil de la Secretaría de Bienestar Universitario, nos acerca siete recomendaciones para tener en cuenta.

1. Hablarles todos los días: es esencial para que se sientan acompañados y entiendan que no están solos. Teléfono fijo, celular, videollamadas, redes sociales, de balcón a balcón, medianera de por medio, cualquier medio es bueno para comunicarse. Es una actividad que debe incluir a niños y adolescentes, también ellos deben mantener el vínculo con los adultos mayores.

2. Cuidar su salud emocional: es fundamental transmitir calma, insistir en que es una situación temporal y mantener una actitud positiva para disminuir la ansiedad y la incertidumbre. Recordarles que ellos han experimentado otras adversidades a lo largo de sus vidas y que siempre las han superado con éxito.

3. No a la sobreinformación: la sobreexposición innecesaria de información es perjudicial. Tratar de que no vean muchos noticieros o noticias en las redes sociales. Si no es posible, charlar sobre lo que vean o escuchen y siempre llevar calma.

4. Rutinas para sus vidas: mantenerlos ocupados ayuda a reducir el miedo y la ansiedad. Procurar que tengan horarios para hacer cosas, principalmente que respeten horas de sueño y de comidas. Encargarles tareas, jugar con ellos on line, insistir para que se comuniquen con  sus amigos y familiares y enseñarles ejercicios físicos simples que puedan realizar en sus casas.

5. Comunicación sencilla y clara: repetir un mensaje cada vez que sea necesario. Las instrucciones deben ser claras y concisas trasmitidas de forma respetuosa y con paciencia. Dejarlas anotadas o con imágenes para que puedan recordarlas.

6. Cuidar su salud: tener en cuenta la medicación o la atención médica que puedan necesitar. Adquirir los remedios que habitualmente toman al menos con dos semanas de antelación y dejarles en forma clara la manera de trasladarse o solicitar atención médica de urgencia, por si fuera necesario.

7. Insistir con el aislamiento: ya sea por aburrimiento, menosprecio de la situación o un mecanismo de negación, muchos adultos mayores rompen el aislamiento. Debemos ser pacientes y respetuosos pero firmes y estrictos para ayudarlos a tomar conciencia de  los riesgos de esta pandemia.Para mantenerlos aislados debemos comprarles alimentos y remedios, realizar pagos y trámites por ellos.