Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

UNCuyo Separa en el Comedor Universitario

El flamante comedor ecológico de la Secretaria de Bienestar fue sede de la primera intervención comunicacional del Proyecto UNCuyo Separa.

15 de marzo de 2016, 13:43.

UNCuyo Separa en el Comedor Universitario

Ampliar imagen


El Comedor Universitario fue escenario de una de las intervenciones comunicacionales que UNCuyo Separa está desarrollando en la Universidad. En esta oportunidad los destinatarios fueron los estudiantes.

Los días lunes y martes se realizaron acciones de sensibilización e información sobre la separación de residuos y el reciclaje destinadas a los más de 2000 jóvenes que almuerzan a diario en el Comedor.

A través de un stand con juegos, concursos y premios y la proyección de spots animados y microdocumentales  se concientizó a los estudiantes acerca de la separación, clasificación y posterior reciclado de los residuos.

Asimismo, el personal de Mantenimiento, Limpieza y Servicios del Comedor Universitario continúa con su capacitación en Gestión de Residuos, organizada para todas las dependencias por el Proyecto de Gestión de Residuos y Recuperación de Materiales Reciclables del Instituto de Ciencias Ambientales en forma conjunta con la Secretaria de Bienestar Universitario. El objetivo de estos talleres es informar y capacitar a los trabajadores sobre los aspectos del nuevo sistema de gestión de residuos.

El Proyecto UNCuyo Separa

El Proyecto busca, a corto plazo, realizar un tratamiento integral de los residuos producidos en la Universidad por medio de la separación, clasificación y posterior reciclado. El Instituto de Ciencias Ambientales, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Institucional y Territorial, es el encargado implementar el Proyecto y, para tal fin, conformó un equipo de profesionales dirigido por el Dr. Peter Thomas.

Por medio del Proyecto se pretende mejorar el desempeño ambiental institucional, para prevenir la contaminación y reducir el impacto ambiental a través del establecimiento, revisión de objetivos y metas y la concientización de la Comunidad Universitaria.

El primer paso es la separación de los residuos en origen en tres fracciones: azul, para papel y cartón; amarillo, para envases; y negro, para lo no reciclable.

De esta manera, se podrá reducir al 50 por ciento la cantidad de basura producida, que se estima en una tonelada diaria, y que su disposición final es el vertedero controlado El Borbollón. Los materiales que se recuperen se reciclarán y volverán transformados en nuevos productos para ser utilizados en las distintas dependencias.

Además, se busca concientizar, incentivar la minimización del consumo y la reutilización de materiales, y generar una visión del ambiente desde la perspectiva del desarrollo sostenible y, para ello, se implementa la campaña de comunicación UNCUYO Separa sus residuos, que apunta al cambio de hábitos y la educación ambiental.