Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Un espacio para el encuentro

Ando habitando es el nombre del proyecto que se lleva adelante en la zona de Asunción en Lavalle, desde hace más de 3 años. Participan estudiantes, docentes y egresados de las Facultades de Ingeniería y Ciencias políticas y Sociales que acompañan la gestión de un grupo de jóvenes que busca construir un playón deportivo y recreativo.

24 de noviembre de 2016, 10:31.

Un espacio para el encuentro

Ampliar imagen


El distrito de Asunción de  la Virgen está ubicado en el desierto lavallino, allí viven 12 comunidades huarpes en alrededor de 870.000 hectárea y un clima hostil. Se trata de una zona que carece de irrigación por lo que se dificulta el desarrollo de varias actividades, cuentan con con un centro de Salud, una escuela primaria, una capilla, un centro cultural, una pequeña plaza y una cancha de futbol con piso de tierra y al aire libre. No poseen escuela secundaria ni otra alternativa educativa, solo cuentan con un CEBJA y un CENS. 

Por esta situación, los jóvenes de la zona se juntaron para desarrollar actividades que beneficien a la comunidad. Se trata del grupo Cumpuchu Huarpe (Pequeño Huarpe Milcayac), integrado por 15 jóvenes de diversas edades (12 a 30 años) que se reúnen mensualmente para debatir sobre el proceso social en el que se encuentran y organizar determinadas actividades que beneficien a toda la comunidad, siendo el desafío y obra más relevante, equipar su lugar con un espacio de recreación y deportes como lo es el Playón Deportivo, explicó el equipo de proyecto.

“Queremos un espacio en el cual podamos no sólo realizar deportes, sino que sea también un espacio recreativo, de expresión de toda la comunidad y de encuentro”.  Además es necesario consolidarnos como grupo para que todos puedan hacer diversas tareas y aprender cómo gestionar más cosas para la comunidad, explicó Merina Morales, integrante del Cumpuchu Huarpe. Éste es uno de los objetivos que se han propuesto desde el equipo del Proyecto, acompañar el fortalecimiento de la autogestión y empoderamiento del grupo a través de encuentros y espacios vivenciales con el fin de posibilitar la consolidación del proceso grupal.

Si bien la construcción del playón ya comenzó, todavía falta para que esté a punto, por eso la iniciativa tendrá una duración de 18 meses. Actualmente, se encuentran en la etapa de llenado de cemento, ”nos da mucha satisfacción ver que algo que creíamos imposible se esté convirtiendo en realidad” finalizó Merina.

Este proyecto, forma parte de la 7ma Convocatoria del Programa de Inclusión Social y se desarrollará hasta fines de 2017. Para más información, comunicarse al 4135000 int. 3015 o 3038 o por correo electrónico a inclusion@uncu.edu.ar



Comentarios

(*)Son campos requeridos.

Su dirección correo no será publicado

Los comentarios serán publicados una vez que el administrador los apruebe.