Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Impulsan energías autosustentables en el secano lavallino

Es una iniciativa de la 7ma. convocatoria "Mauricio López", coordinada por el Ing. Pedro Baziuk, que propone trabajar con las comunidades del noreste de Lavalle para promover la sustentabilidad, eficiencia y autoabastecimiento energético.

19 de mayo de 2015, 11:26.

Impulsan energías autosustentables en el secano lavallino

La comunidad de El Retamo e integrantes del proyecto compartiendo un encuentro de diálogo de saberes. Ampliar imagen


Concientización y sensibilización sobre la sustentabilidad, eficiencia y autoabastecimiento energético en las comunidades del secano mendocino es el nombre del proyecto que pertenece que trabaja con las comunidades de San Miguel, Lagunita, El Retamo, El Forzudo, Arroyito, La Josefa y Cieneguita.

Esta zona de Lavalle viven cerca de 4000 personas. El lugar, si bien se caracteriza por escasas lluvias (menos de 100 mm/a.), posee excelentes recursos energéticos naturales, renovables y autosustentables: radiación solar, abundante viento y generación de residuos orgánicos en los puestos caprinos.

A raíz de esto, José David García, Natalia Spano, Gastón Clement y Carina Maroto, integrantes del Instituto de Energía de la UNCUYO; junto a Florencia Cáceres de la carrera de Comunicación Social; Mauro Blanco de la Facultad de Ingeniería y Duilio Calcagno de la carrera de Historia se juntaron para trabajar en energía renovable junto a la Fundación Vivencias.  Así surgieron los talleres sobre la confección de equipos simples y técnicas constructivas apostando al intercambio de saberes con la comunidad en lo que respecta a las técnicas heredadas de los Pueblos Originarios sobre el aprovechamiento de la energía solar y eólica.

Para favorecer este intercambio se ponen en valor los métodos utilizados por las diferentes comunidades para optimizar los recursos y solventar en gran parte los problemas energéticos que actualmente se padece en el secano.

Uno de los encuentros se llevó a cabo en la Escuela N° 8-388 Fundación Ceraya, ubicada en El Retamo. Allí, se debatió sobre la potencialidad de Biodigestores, Hornos Solares, Huertas Verticales, Secadores Solares y Compostaje, y junto a los referentes comunitarios se evaluó la viabilidad de las herramientas propuestas, las posibilidades de poder realizarlos y las capacidades que deben desarrollarse para poder realizar el ensamblado de los equipos. 

"Con estas acciones nos acercamos poco a poco a una buena economización de recursos no renovables, por lo tanto hay que continuar con esta concientización y sensibilización, aseguró Pedro Baziuk, coordinador del Proyecto.

Este Proyecto forma parte de los 43 proyectos que se desarrollarán hasta el 15 de noviembre de  2015 y que promueven la inclusión conjugando el compromiso social con la calidad educativa.