Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Voto electrónico: la UNCUYO desarrolló un sistema propio

Se trata de un software diseñado por la propia Universidad que puede aplicarse en cualquier elección ya que por sus características técnicas es fácilmente adaptable. Se utilizará para los próximos comicios de consejeros de este año.

20 de marzo de 2016, 15:22.

Voto electrónico: la UNCUYO desarrolló un sistema propio

De izquierda a derecha abajo Daniel Pizzi y Víctor Ibáñez Rosaz, atrás de pie, Pablo Gómez. Ampliar imagen


El Sistema de Boleta Única Electrónica de la UNCUYO se va a poner en práctica en la elección de consejeros directivos y superiores en junio de este año. Así lo decidió el Consejo Superior de esa Casa de Estudios. De este modo, al voto directo ahora se suma el electrónico con un software informático desarrollado por especialistas de la propia Universidad.

Entre sus particularidades se puede señalar que el sistema se puede adaptar a cualquier elección a muy bajo costo –no está desarrollado exclusivamente para la UNCuyo- y no requiere que lo opere un técnico informático. Además se destaca que posee una invulnerabilidad que es, como mínimo, similar a otros sistemas que se utilizan en el país y en el mundo. También es confiable y transparente.

Es importante precisar además que este sistema garantiza -tomando las precauciones administrativas de rigor- el secreto del voto, al evitar la trazabilidad del elector.

¿Cómo funciona?

Permite elegir en una pantalla de computadora, de entre las distintas listas de candidatos, de a una categoría por vez de entre todas las que se elijan, proceso conocido como de “boleta única”. En esta ocasión, para su implementación en junio de este año, se prevé que la selección se haga usando un mouse, aunque el sistema también puede utilizar una pantalla táctil.

Una vez que el elector realiza la selección de su preferencia el sistema imprime, en papel oficializado, el voto con un código de barras al pie, que expresa la misma información que está impresa.

El votante deposita esa papeleta en la urna y desde ella se realiza, al final de la jornada electoral, el recuento utilizando el código de barras impreso en cada voto. Esto agiliza el escrutinio gracias a los lectores de código de barras. En caso de desearse, el sistema permite además, la realización de un escrutinio tradicional con la carga de datos de forma manual.

Los resultados escrutados se cargan en un acta de escrutinio digital que se imprime en tantas copias como fiscales y autoridades de mesa haya. Esta acta, que debe ser firmada por autoridades de mesa y fiscales, posee al pie de la planilla con los datos un código de barras por cada categoría que se eligió, lo que permitirá a la Junta Electoral General realizar con mayor velocidad el escrutinio centralizado.

Invulnerabilidad del sistema y transparencia

El sistema de votación no está, al momento en el que el elector realiza su opción, conectado a internet, ni tienen las máquinas utilizadas acceso a sistemas tipo Bluetooth, por lo que, sumado al hecho de que la CPU de la computadora está sellada y siempre a la vista de las autoridades de mesa y sin teclado disponible al momento de la elección, hace imposible el acceso al sistema desde el exterior, garantizando el secreto del voto.

Además utiliza acceso exclusivo a los archivos de datos, lo que significa que, ni siquiera el creador del sistema tiene acceso a la información mientras se vota, ya que el mismo sistema bloquea cualquier acceso externo, aunque sea de un software ubicado en la misma CPU. Atendiendo a que el sistema no guarda ningún listado de los votos emitidos, sino que el archivo desaparece una vez mandado a imprimir, es imposible ingresar al sistema y saber qué votó un elector específico.

La papeleta que el elector deposita en la urna tiene, de este modo, las ventajas de la boleta única y no presenta ninguna de las desventajas asociadas a otros sistemas de voto electrónico.

Para incrementar la transparencia se publicarán y difundirán los valores de los códigos de barra y su ubicación relativa -con la mayor antelación posible- para que cualquier elector pueda saber antes de emitir su voto, qué debe decir el código de barras impreso al pie de su elección.

También se darán a conocer las actas de escrutinio -luego de que la Junta Electoral las cargue- y el escrutinio realizado por la Junta Electoral, a medida que se va generando.

Los antecedentes en la Universidad

Los miembros del Consejo Superior de la UNCUYO aprobaron un proyecto de ordenanza que incorpora en las elecciones universitarias el voto con boleta única electrónica. Así, al sistema de elección directa la Universidad le agrega el voto electrónico.

El proyecto se elaboró a partir del trabajo de una comisión especial creada para ese fin que integraron el ministro de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza y presidente de la Junta Electoral del Rectorado de la UNCUYO, Alejandro Pérez Hualde; el secretario de Relaciones Institucionales y Administración, Gustavo Silnik y el coordinador general de Asuntos Legales Víctor Ibáñez Rosaz.

Es de destacar que el sistema informático que se pondrá en funcionamiento a partir de este año se desarrolló en la propia Universidad, desde la coordinación de Tecnologías de Información que coordina Pablo Gómez.


Etiquetas:
voto electrónico | consejo superior | daniel pizzi | víctor ibáñez | gustavo silnik | pablo gómez