Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Comunicado al personal de apoyo académico de la UNCUYO

Información emitida desde el Rectorado sobre el incremento salarial según acuerdo paritario.

06 de mayo de 2020, 14:46.

Comunicado al personal de apoyo académico de la UNCUYO

Ampliar imagen


Tras sucesivas reuniones entre el Rector de la UNCUYO, Daniel Pizzi, y el titular de la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, que implicaron también encuentros entre los técnicos de ambas dependencias, se llegó a la conclusión de que efectivamente existen diferencias en los cálculos que el Gobierno nacional y la Universidad hicieron sobre los fondos destinados a pagar el incremento salarial correspondiente (según acuerdos paritarios 2019-20) al 1,83% sobre los salarios de marzo de 2020, para el personal de apoyo académico.

Tales reuniones han sido notablemente fructíferas. Razón por la cual, si bien es necesario hacer algunos acomodamientos de las cuentas, tarea de la que se hará cargo la SPU, la UNCUYO ya está en condiciones de afrontar el pago del mencionado incremento.

En ese sentido, desde la Secretaría Económica de la Universidad ya se está ordenando la correspondiente liquidación de esos fondos que se distribuirán por planilla suplementaria y se acreditarán en las respectivas cuentas-sueldo del personal afectado en el transcurso de la semana que viene.

Cabe mencionar que la SPU ha mostrado total predisposición para resolver esta situación de las diferencias que aparecieron en las bases de cálculo de cada organización. En ese sentido, confirmó todo el apoyo necesario a la UNCUYO para cumplir con esta y otras obligaciones adquiridas a partir de los acuerdos paritarios definidos.

Es importante destacar también que este tipo de diferencias emergen ante la delicada situación económica que atraviesa el país y de la que la UNCUYO no es ajena, con un presupuesto reconducido a inicios de 2019 tanto a nivel nacional como universitario, implicando lógicas limitaciones y también, necesarias instancias de acuerdo sobre un presupuesto no definido para 2020, que requiere una permanente construcción.

Más allá de estas circunstancias, esta gestión ha completado hasta ahora, y en la medida que ha podido, otros desfasajes negativos que se han producido durante los últimos meses. Y esta Universidad ha hecho -y sigue haciendo- honor, no sólo de las obligaciones que le competen, sino también de los acuerdos alcanzados con el sector gremial, a través de las sucesivas reuniones paritarias.