Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Mauricio Pinto: “El necesario cambio de paradigma es justamente el equilibrio ecléctico entre el mundo pre y post aislamiento social que ha caracterizado a la pandemia.”

Doctor en Derecho. Director de Proyecto de Investigación SIIP. Docente de la cátedra de Derecho y Legislación Ambiental de la carrera de Ingeniería en Recursos Naturales Renovables.

03 de julio de 2020, 12:42.

Mauricio Pinto: "El necesario cambio de paradigma es justamente el equilibrio ecléctico entre el mundo pre y post aislamiento social que ha caracterizado a la pandemia."

Ampliar imagen


¿Cómo cree que será el mundo que nos espera a la salida de la crisis?

El mundo después del COVID19 no será tan distinto, pero no será igual. La incursión obligada en las tecnologías de información y comunicación que hemos tenido que asumir ante el aislamiento social impactará en gran medida en nuestra vida, en todos los ámbitos, no solo en lo educativo. Los mecanismos de participación social desplazarán el aún vigente protagonismo de los representantes elegidos en los comicios hacia una mayor presencia comunitaria en la toma de decisión, acentuando las herramientas de democracia semidirecta.

Las pequeñas reuniones de algunas docenas –a los sumo- de interesados (como hoy son las audiencias públicas u otras actividades) se transformarán en eventos realmente populares, sin que la presencia física sea un limitante. Sin lugar a dudas la gestión de la pandemia ha cercenado libertades que antes eran indiscutibles, pero quizás la síntesis de todo ello permita progresar hacia una libertad democrática más consistente.

 

¿Cuáles serán los nuevos rumbos o decisiones que deberemos tomar?

Los nuevos rumbos implicarán encontrar equilibrios: entre libertad individual y seguridad social, por un lado; y por otro entre eficiencia y eficacia en las relaciones. Como aspecto general, las seductoras medidas protección paternalista que permite la emergencia sanitaria no pueden extenderse ni repetirse sin desgranar el núcleo de libertades que hacen a la democracia republicana. Y en particular, la amplitud de acción que permiten las TICs no puede desplazar totalmente la presencia y vinculación intersubjetiva. El necesario cambio de paradigma es justamente el equilibrio ecléctico entre el mundo pre y post aislamiento social que ha caracterizado a la pandemia.