Un verano sin Dengue, Chikungunya y Zika

15 de enero de 2017, 10:08.

Un verano sin Dengue, Chikungunya y Zika

Ampliar imagen


Con el inicio de la época estival se produce la proliferación de los mosquitos y el aumento de las enfermedades virales transmitidas a través de sus picaduras. La doctora Patricia Lencina, médica infectóloga del Departamento de Zoonosis y del Laboratorio de Salud Pública, del Ministerio de Salud de Mendoza y profesional de Salud Estudiantil, nos acerca algunos conceptos importantes sobre el Dengue, Chikungunya y Zika.

¿Qué es el dengue?

El dengue es una enfermedad transmitida por la picadura de un mosquito Aedes aegypti. Este mosquito tiene hábitos domiciliarios, por lo que la transmisión es predominantemente doméstica. 

Es decir, que no se transmite de persona a persona

No, solo se transmite a través de la picadura del mosquito Aedes aegypti

¿Cualquier mosquito puede transmitir el dengue?

No, se transmite por la picadura de algunas especies de mosquitos Aedes, principalmente el Aedes aegypti. Estos mosquitos pueden picar a cualquier hora del día aunque generalmente lo hacen en las primeras horas de la mañana y en las últimas horas de la tarde. Además, el mosquito debe estar infectado.

¿Cómo se infecta un mosquito?

Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otra persona, le transmite el virus. La persona con dengue solo puede infectar al mosquito durante la etapa febril, por eso es importante que mientras el paciente se encuentre febril evitar que sea picado por mosquitos.

Una vez adquirido el virus ¿Una persona es portadora toda su vida?

El virus del dengue pertenece a la familia Flaviviridae y existen cuatro variantes, los serotipos 1,2, 3 y 4. La inmunidad es serotipo-específica por lo que la infección con un serotipo determinado confiere inmunidad permanente contra el mismo (inmunidad homóloga), y sólo por unos meses contra el resto de los serotipos (inmunidad heteróloga). Aunque, en teoría, una persona podría padecer dengue hasta cuatro veces a lo largo de su vida (una por cada serotipo), hasta el momento solo se han comprobado hasta tres infecciones en un mismo individuo.

¿Qué medidas preventivas podemos tomar?

Hay que evitar ser picados por el mosquito. Aplicar repelente contra insectos, pero solo la cantidad suficiente para cubrir la piel y/o ropa expuesta. De ser posible hay que evitar estar a la intemperie en las horas de mayor densidad de mosquitos (en la mañana temprano y en el atardecer).

Utilizar camisas de manga larga y pantalones largos, de colores claros ya que el Aedes huye naturalmente de elementos que reflejen la luz del sol.

Usar mosquiteros y proteger la cuna o cochecito del bebé con redecillas protectoras para mosquitos cuando permanezca en exteriores.

Entonces, básicamente el dengue se previene evitando al mosquito.

La única forma de controlar la enfermedad es previniéndola. Las mejores medidas de prevención son el control del mosquito y sus criaderos.

¿El repelente común nos protege? ¿Por cuánto tiempo?

El repelente nos protege durante 3 a 4 horas. No hay que aplicarlo sobre lastimaduras, piel irritada, y evitar usarlo cerca de los ojos y la boca, especialmente en niños, evitando su aplicación excesiva y reiterada.

¿Es cierta la versión que dice que los repelentes naturales como ajo, vinagre, limón y clavo de olor son eficaces?

No existe ningún estudio científico que pruebe esta afirmación.

¿Cuáles son los síntomas de alerta?

Se debe sospechar de dengue cuando la persona ha permanecido o transitado en zonas de trasmisión activa dentro de los últimos quince días y presenta fiebre, de menos de siete días de duración sin afección de las vías respiratorias y además tiene cefalea, dolor retroocular, malestar general, mioartralgias, diarrea, vómitos, anorexia y náuseas, erupciones cutáneas.

¿Existe un tratamiento para el dengue?

No hay un tratamiento antiviral específico. Solo se realiza tratamiento de los síntomas, y un seguimiento estricto de los pacientes. Por eso es importante ante la sospecha concurrir al médico quien le indicará al paciente las medidas adecuadas a cada caso.

¿Qué diferencias básicas hay entre el virus de Dengue, Zika y Chikungunya?

El Dengue, Chikungunya y Zika se transmiten por la picadura de un mismo mosquito, el  Aedes aegypti. El Zika también se puede transmitir por la picadura del Aedes albopictus, pero también por otras vías como la vertical y la vía sexual. Las embarazadas pueden infectarse con Zika en cualquier trimestre y los síntomas durante el embarazo son similares a los de cualquier persona. La transmisión materna- fetal de Zika se ha demostrado a lo largo del embarazo.

¿Cuáles son las consecuencias del Zika en la salud de las personas?

Las personas embarazadas o en edad reproductiva deben extremar las medidas de prevención de picaduras de mosquitos debido a la asociación entre el virus Zika y el riesgo de malformaciones fetales como microcefalia. Además, los adultos pueden presentar consecuencias neurológicas.