Reconocimiento a testigos sobrevivientes de la última dictadura militar

17 de octubre de 2017, 13:09.

Reconocimiento a testigos sobrevivientes de la última dictadura militar

Ampliar imagen


La actividad se realizó en el marco de la Línea Institucional de Derechos Humanos del Área de Articulación Social de la UNCuyo, organizada por iniciativa del Colectivo Juicios Mendoza junto a la Biblioteca San Martín.

El viernes 6 de Octubre se llevó adelante “Fui Testigo. Reconocimiento a las y los testigos sobrevivientes del IV Juicio por Delitos de Lesa Humanidad” en la Biblioteca Pública General San Martín. Participaron de esta iniciativa, más de 50 personas que testimoniaron durante las audiencias llevadas a cabo en el pasado IV juicio, a las cuales se les entregó una fotografía recordatoria.

El IV Juicio por Delitos de Lesa Humanidad que duró 3 años y medio y en el que declararon más de 200 personas, cobró relevancia porque además de juzgar militares y policías, cuestionó y condenó finalmente la participación de la cúpula judicial federal de aquel entonces. El tribunal consideró que sin el aporte judicial, las fuerzas militares y policiales no podrían haber cometido crímenes de esa magnitud. La sentencia fue el 26 de julio del 2016.

En el encuentro se presentó a los integrantes de Juicios Mendoza, entre los que se encontraban, Carmen Dolz, Sofía D'Andrea, Gustavo De Marinis, Silvia Faget, Reynaldo Illa, Alejandra Ciriza, Valeria Fernández Hasan, Juan Abarca, Laura Rodríguez Agüero, Ivana Ilardo y Julia López. El equipo está conformado por miembros de los Organismos de DDHH de la provincia, junto a estudiantes y docentes de la UNCuyo.  El trabajo de Juicios Mendoza consistió en registrar cada audiencia a través de crónicas y fotografías los cuales poseen un valor documental y testimonial destacable. Todo este material al igual que los perfiles de personas desaparecidas durante esa década se encuentra en juiciosmendoza.wordpress.com.

Sofía D'Andrea, de la Asociación de expresos y expresas políticas presentó a Ana María Careaga quien participó como invitada especial y dijo, “los relatos y testimonios en las audiencias de los juicios, son testimonios tangibles e intangibles basados en los significantes de memoria verdad y justicia. Es por eso que hoy la pregunta de la desaparición nos resuena en el cuerpo y se reactualiza en esa inscripción. Hoy todos somos testigos de esa desaparición y esa imagen que se multiplica una y otra vez en los espacios públicos nos acompaña e interpela en nuestra propia mirada, desde esa otra mirada buena que nos interroga una y otra vez ¿Dónde está Santiago Maldonado?”

Ana María Careaga además de ser sobreviviente, es integrante del equipo de acompañamiento de los Juicios de lesa humanidad en Buenos Aires. Fue secuestrada el 13 de junio de 1977 cuando tan sólo tenía 16 años y estaba embarazada. Permaneció secuestrada en Club Atlético (CABA), un almacén de suministros de la Policía Federal que había sido acondicionado como campo de concentración que si bien estaba a cargo la Policía Federal, era utilizado conjuntamente por las diferentes armas y particularmente por el Ejército. Estuvo secuestrada cuatro meses en ese centro clandestino de detención. Entre los torturadores que identificó, y cuyos nombres proporcionó al juez Garzón, se encontraba el sargento primero de la Policía Federal Julio Simón, alias "el turco Julián".

El equipo de acompañamiento presente que apoyó a los testigos en la difícil situación de contar lo sucedido, estuvo conformado por Ana Montenegro, Sara Gutiérrez, Graciela Alaniz, Gabriela Marín, Inés Nieto, Mariana Potashner, Mercedes Cuervo, Jorge Barandica. Se les entregó en reconocimiento por esta tarea, un grabado original de la artista Agustina Quesada. Hubo además una mención especial para el Área de Articulación Social e Inclusión educativa a cargo de José Rodríguez.

La situación de Derechos Humanos en Mendoza, así como en el resto del País, exige la participación activa de la Universidad junto con Organismos dedicados a esta temática.  Durante la última década la Universidad Nacional de Cuyo ha tenido un papel activo como promotor e impulsor de estas reivindicaciones.

Desde la Línea Institucional de Derechos Humanos, se pretende favorecer la construcción de Memoria, Verdad y Justicia en Mendoza a partir del diálogo y la articulación institucional conjuntamente con los Organismos de Derechos Humanos de la Provincia.

Para más información acerca de la Línea de trabajo de Derechos Humanos comunicarse a 4135000 int. 3076  o a ddhh@uncu.edu.ar