Declaró el hermano de Mauricio López en el Juicio por delitos de Lesa Humanidad

El pasado lunes 27 de julio declaró, en la causa que investiga el rol de los jueces en la última dictadura militar, Juan Carlos López sobre la desaparición de su hermano Mauricio, único rector universitario desaparecido desde el año 1977 en el país y referente del compromiso social universitario. Son las primeras declaraciones respecto de su secuestro y desaparición. Las mismas fueron registradas por un proyecto de inclusión social.

03 de agosto de 2015, 12:55.

Declaró el hermano de Mauricio López en el Juicio por delitos de Lesa Humanidad

Juan Carlos López junto a José Rodríguez en el festival lanzamiento de los Proyectos Mauricio López. Marzo 2014 Ampliar imagen


El Programa de Inclusión Social e Igualdad de Oportunidades desarrolla desde el año pasado una línea de trabajo sobre Derechos Humanos en lo referido a identidad, memoria, verdad y justicia. En este espacio es que se lleva adelante el proyecto “Juicios por delitos de Lesa Humanidad”. El equipo de trabajo integrado por las organizaciones HIJOS, Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos por Causas Políticas, Asociación de Ex Presos Políticos, Madres de Plaza de Mayo, Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos, Liga Argentina por los Derechos del Hombre, y docentes y estudiantes de la Carrera de Comunicación Social de la UNCuyo llevan adelante este blog informativo que tiene como objetivo la  cobertura del segundo tramo de la Megacausa a fin de contribuir a la construcción de un relato acerca del pasado reciente a través de la elaboración y difusión de información sobre los juicios por delitos de Lesa Humanidad y de la recopilación de otra información procedente de fuentes orales y escritas, desde la perspectiva de los Organismos de Derechos Humanos de Mendoza. 

A través del blog www.juiciosmendoza.wordpress.com dieron a conocer la declaración de Juan Carlos López, hermano de Mauricio López, el pasado lunes en el segundo tramo de la Megacausa.

Carlos López nació en 1930 y fue llamado a declarar el pasado 27 de julio. Durante su exposición, hizo una breve referencia a la trayectoria de Mauricio, quien se recibió de profesor de Teología y de Filosofía en la Universidad Nacional de Cuyo, vivió un tiempo en Francia donde fue secretario general del Consejo Mundial de Iglesias. En el país europeo, en el que estuvo 15 años, se doctoró en La Sorbona. Al retornar a la Argentina, primero estuvo al frente de la Juventud Cristiana de América y luego, fue designado rector de la Universidad de San Luis.
Carlos no le conoció ningún tipo de militancia a Mauricio, ni filiación partidaria. Sí supo que el 24 de marzo de 1976 fue cesanteado en el cargo de la casa de altos estudios y le prohibieron salir de San Luis por 30 días. Después regresó a Mendoza y por encargo de la ONU se puso al frente de la atención a los ciudadanos chilenos que llegaban a la Provincia, escapando de la dictadura de Pinochet.

El Año Nuevo del ’77, encontró a los López en la casa de Carlos. Ahí estuvieron hasta las 3 de la mañana del 1 de enero en una fiesta familiar con la clásica guitarreada. Retornaron a la casa paterna, en Olegario Andrade al 300 y allí estaban ya todos durmiendo cuando tocaron el timbre. “Telegrama para la familia”, dijeron y como no les abrieron, derribaron la puerta a patadas. Ingresaron a la casa varias personas, algunas uniformadas y otras de civil, todos armados. Ataron de pies y manos a los hermanos Osvaldo y Marta y a su mamá. A Mauricio se lo llevaron y un sobrino de 13 años, que creyó que lo buscaban a él, se escondió en la terraza y desde ese lugar observó todo. En un Falcon cargaron al profesor López y en un Peugeot 540 se llevaron todo lo que encontraron a su paso, incluido el dinero.
Carlos, que se había quedado en su casa, fue avisado a las 7 de la mañana. Desde entonces fue uno de los hermanos, Raúl, quien se encargó de las averiguaciones y las presentaciones de Habeas Corpus, no contestados y denuncias policiales, no investigadas.
A los pocos días del secuestro, la familia recibió una carta, escrita por Mauricio. En ella decía que lo estaban tratando bien y pedía paciencia a sus seres queridos. Para Carlos, esa carta era como una despedida. Nunca creyeron en el remitente, que decía AADAL, ni que hubiera sido enviada desde Chile. El abogado Carlos Varela, del MEDH, le explicó que esas siglas seguramente correspondían a Alianza Anticomunista de América Latina.
Por Mauricio López hubo reclamos desde todo el mundo, incluso hasta del presidente de Estados Unidos, James Carter, pero nunca respuestas. Fue visto en el CCD Las Lajas, probablemente, su último destino.
Ante la inquietud del fiscal Dante Vega, Carlos López expresó que “es difícil entender lo que le hicieron. Él siempre se dedicó a la educación y a la Iglesia. Era muy sociable, franco, sencillo y trabajaba mucho con los pobres” (Fuente www.juiciosmendoza.wordpress.com).

Juan Carlos López declarando en Tribunales (gentileza juiciosmendoza.wordpress.com)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Juan Carlos López declarando en Tribunales (gentileza juiciosmendoza.wordpress.com)

 

Sobre Mauricio López y los proyectos sociales

Los Proyectos Sociales Mauricio López propician procesos pedagógicos de intervención comunitaria que tienen como destinatarios a una población socialmente vulnerable. Se realizan a partir de abordajes interdisciplinarios, junto con  organizaciones sociales  e instituciones públicas.

Se denomina “Mauricio López”, en conmemoración a la figura y la obra del Profesor Mauricio Amílcar López, quien conjugó, por medio de sus acciones, el compromiso social y la calidad académica.

Desde 2008 se lleva adelante esta iniciativa de financiar proyectos que promuevan el compromiso social universitario, trabajando en la construcción conjunta de alternativas de solución de diversas problemáticas sociales, económicas, políticas, culturales y educativas.

En el festival lanzamiento de la sexta convocatoria de los Proyectos, en el año 2014, se le entregó una placa reconocimiento a Carlos López y muy emocionado cerró el acto diciendo “Si estuviera Mauricio acá, estaría sumamente orgulloso de todos ustedes”.

 

 



Comentarios

(*)Son campos requeridos.

Su dirección correo no será publicado

Los comentarios serán publicados una vez que el administrador los apruebe.