Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Cerramos un año de grandes desafíos

En este año 2020 la situación económica y social de nuestra provincia nos desafió a dar respuestas articuladas e integrales. Desde el Área de Innovación Social impulsamos distintas acciones e iniciativas para dar respuesta desde el compromiso social de nuestra Universidad. En esta nota te contamos lo realizado desde cada Programa y los desafíos para el año próximo.

28 de diciembre de 2020, 10:21.

Cerramos un año de grandes desafíos

Ampliar imagen


Desde el Programa Mauricio López se acompañó la ejecución de 36 proyectos de extensión universitaria que desarrollaron experiencias socioeducativas con poblaciones en situación de vulnerabilidad a través de organizaciones sociales e instituciones públicas. Durante este año participaron más de 600 personas entre estudiantes, egresados/as, docentes, personal de gestión y referentes de organizaciones/instituciones. Se articuló con más de 60 organizaciones sociales e instituciones públicas y hubo participación de integrantes de todas las Unidades Académicas.

El acompañamiento se desarrolló virtualmente, pero también se impulsaron acciones presenciales vinculadas a las actividades esenciales de las organizaciones a través de la campaña “Extendiendo Redes”. En este sentido se destacan los 7 encuentros de reflexión que se desarrollaron en el mes de septiembre, con la participación de más de 160 personas, el cual giró en torno a los desafíos y estrategias de la extensión en pandemia. Asimismo, se desarrollaron diversos espacios de encuentro, reflexión y co-construcción de la extensión en el contexto actual. 

Actualmente se está cerrando el proceso de evaluación de la 13ra convocatoria, con el gran desafío que implicó realizar todo el proceso de manera virtual, sosteniendo la evaluación externa y las entrevistas a todos los equipos. 

Desde el Programa, agradecen a todos los actores que han sido parte en este 2020 y renuevan para el 2021 el compromiso social de la Universidad.

En el Programa Protagonismo Comunitario las actividades que realizaron durante el año se enmarcaron en los nuevos ejes que se plantearon frente a la situación de pandemia y aislamiento para trabajar en el Barrio Álvarez Condarco de Las Heras: asistencia desde una perspectiva de derechos, el acompañamiento educativo y afectivo, y la articulación y profundización de redes con otras organizaciones.

Se fortaleció la relación con las familias y referentes territoriales, y se sostuvo el vínculo construido junto a las niñas y niños de la Biblioteca del Barrio desde la comunicación virtual, el juego, el acompañamiento en sus trayectorias escolares y sus sentires en este contexto, con la intención de que sean visibilizados/as y tenidos/as en cuenta. Desde el Programa entienden que lo afectivo y el acompañamiento a las infancias en pandemia ha sido un desafío político: ¿Cómo visibilizamos a las infancias y adolescencias? ¿Qué lugares y roles reproducen en sus casas en clave de género? ¿Cómo aportan a la economía familiar en este contexto? ¿Qué sucede con los niños y las niñas de los barrios y organizaciones? ¿Cómo visibilizamos y acompañamos la defensa de los derechos de las niñas, niños y adolescentes? Estas y muchas otras preguntas surgen para repensar el rol de la extensión universitaria y el rol de los/as adultos/as, y reflexionar sobre las prácticas que se quieren construir desde la perspectiva de género y el paradigma del Protagonismo Infantil.

Durante la pandemia, el Programa de Educación Universitaria en Contexto de Encierro (PEUCE) articuló con el Servicio Penitenciario Provincial y la Dirección General de Escuelas y desarrolló estrategias de trabajo que permitieran la adaptación a las condiciones del contexto actual. Además, se llevaron a cabo 50 mesas de examen de manera virtual en los distintos penales de la provincia. Se dictaron clases de manera regular, clases de consulta y se realizó la inscripción al ciclo lectivo 2021 de la UNCUYO en contextos de encierro, con más de 250 aspirantes. Se trabajó en la elaboración de una capacitación sobre Educación en Contextos de Encierro, destinada a estudiantes de la UNCuyo y se articuló con la Secretaría de Bienestar Universitario para la recepción de una donación de 17 e-books que serán utilizados por estudiantes de PEUCE.

Desde el Programa de Prácticas Sociales Educativas (PSE), se resalta el compromiso y el trabajo de los equipos de las 10 Propuestas de PSE ejecutadas este año (de las cuáles 9 tendrán continuidad durante el año que viene) en el gran Mendoza y en San Rafael. También se pone en valor el esfuerzo de las organizaciones y comunidades con las que se trabajó. Desde este Programa acompañaron las propuestas a través de encuentros presenciales (a principio de año), reuniones informativas para la ejecución de los fondos, jornadas de trabajo para compartir y reflexionar sobre el camino recorrido y en el taller “Las Prácticas Sociales Educativas: el sentir, el hacer y el pensar en contextos de pandemia.”
Además, en la etapa de aislamiento, entre las actividades abiertas a toda la comunidad universitaria y con gran concurrencia, se destacaron: el ciclo de Conversatorios sobre diseño participativo en la Producción Social del Hábitat y el Ateneo Internacional organizado por la Práctica Social Educativa: “¡Cuento con voz…y con vos!”. También los equipos realizaron videos cortos compartiendo sus experiencias de trabajo en PSE en esta etapa de aislamiento.
Junto al equipo de docentes y la organización “Los Triunfadores”, quiénes participaron en el ciclo de formación en PSE durante el año 2019, se grabó el podcast ¿Cómo nos transforman las PSE?, en el cual se relata la experiencia de diálogo de saberes.

Desde el Programa se trabajó articuladamente con diferentes áreas de la Universidad. Con el Consejo Asesor de Extensión con el objetivo articular con cada Unidad Académica, teniendo en cuenta las particularidades y las diferencias en cuanto a la implementación de las PSE. También junto al UNCULAB se trabajó con Agrojusto en la realización de prácticas para estudiantes. 

Se elaboró también un protocolo para las actividades de extensión y las PSE en contexto de pandemia.

El Programa de Derechos Humanos cierra un año donde la cercanía, una herramienta fundamental que es el encontrarse, se vio suspendida. A pesar de ello sostuvieron actividades de manera virtual, junto a las organizaciones con las que trabajan. Pusieron la atención en fechas conmemorativas de la historia reciente de nuestro país, con artículos propios que invitaban a la memoria y la reflexión. Se incorporaron a la Red de DDHH del CIN, donde discutieron como incorporar la perspectiva de DDHH en las carreras universitarias y generar actividades de formación para docentes y estudiantes. 

En el marco del Día internacional de los Derechos Humanos y de la democracia en Argentina, compartieron el acto de Inauguración del proyecto Baldosas por la Memoria, realizadas por docentes y estudiantes de la Facultad de Artes y Diseño. Junto a los demás programas del Área apoyamos a quienes aún sufren directamente las consecuencias de la pandemia, con la certeza de quienes acompañaron fueron fundamentales agentes de cambio en esta realidad. El nuevo año dará la oportunidad de seguir construyendo en la diversidad los principios de Memoria, Verdad y Justicia para una consolidación de la democracia en nuestro país.

Desde el Programa de Economía Social y Ambiente se continuó trabajando sobre los ejes previstos: sostener el acompañamiento en el fortalecimiento de las organizaciones de Recuperadores/as Urbanos/as (RRUU), fortalecer espacios de formación, sostener y profundizar la articulación institucional, y fortalecer la articulación con los organismos y programas medioambientales.

Entre las diversas actividades que se desarrollaron a lo largo del 2020 en función de los ejes mencionados, se destacan: el desarrollo de juegos creativos y sustentables junto a organizaciones de recuperadores/as urbanos/as; campaña “Recuperar también es trabajo”, en el marco de la conmemoración del 1 de mayo; difusión de material audiovisual de El Arca y la UST, en el marco de la promoción de las actividades de las organizaciones de la economía social; contribución en el estudio federal sobre las consecuencias sociales de la pandemia de coronavirus en Argentina, coordinando por la Comisión de Ciencias Sociales de la Unidad Coronavirus (MINCYT-CONICET-AGENCIA) en el relevamiento de la situación de las organizaciones de RRUU de la provincia; Asesoramiento al Municipio de San Martín y Luján de Cuyo y ACRUM sobre las medidas de seguridad implementadas por diferentes organizaciones de RRUU de Latinoamérica, asesoramiento técnico administrativo a las organizaciones de RRUU; realización del proyecto de Intercambio de Experiencias entre la Cooperativa de Recuperadores Urbanos de Mendoza (COREME) y la Cooperativa La Fortaleza de Mi Tierra; diseño, elaboración y entrega a la Biblioteca Álvarez Condarco de juegos con conciencia ambiental junto al Programa Protagonismo Comunitario; junto al Instituto de Ciencias Ambientales se llevó adelante el programa Promotores/as Ambientales, sumando 35 nuevos/as promotores/as; participación en el 9no Foro de Economía Social de Mendoza; participación en el proyecto de Diagnóstico sobre Comercializadoras, Mercados, Almacenes y Ferias de Alimentos de la Economía Social y Popular en Mendoza, junto a otras instituciones públicas y organizaciones sociales; acompañamiento a estudiante extranjero en su práctica profesional con organizaciones mendocinas de la economía social; participación en la formación de la Red Universitaria de la Economía Social, Popular y Feminista de la UNCUYO, junto a cátedras, institutos, proyectos de investigación y extensión, áreas y centros de estudios vinculados a la temática.

Extendiendo Redes

Desde el Área de Innovación Social, se trabajó articuladamente entre los distintos programas para organizar la campaña “Extendiendo Redes”. Los objetivos fueron fortalecer vínculos entre la Universidad y las Organizaciones Sociales en el contexto de pandemia, desde una perspectiva de extensión crítica comprometida con la transformación social y un enfoque de derechos; continuar prácticas de extensión universitaria y prácticas sociales educativas en los territorios donde ya existen vinculaciones; y consolidar tejidos existentes entre diversos actores sociales y la universidad. Desde el Área, se visualizó la necesidad de seguir construyendo alianzas con las organizaciones sociales, ante una realidad cada vez más compleja en las comunidades producto de la pandemia y el aislamiento social, donde la desigualdad, la pobreza, las violencias, el hambre, el hacinamiento, la dificultad de acceso a los servicios esenciales y al trabajo, configuran un escenario crítico para muchos de los sectores con los que trabajamos y articulamos cotidianamente desde el Área.

Algunas de las acciones desarrolladas en articulación con distintas organizaciones, instituciones y áreas de la Universidad fueron: campaña de ropa de abrigo, frazadas y calzado; donación de alimentos gracias a productores locales; donación de telas a emprendimientos textiles; trueque de juegos por leche y alimentos no perecederos; entrega de insumos de seguridad a cooperativas de recuperadores urbanos; entrega de solución hidroalcohólica a organizaciones. Esto fue entregado a más de 20 organizaciones sociales con las que trabajan los distintos programas del área: comedores, merenderos, centros culturales, cooperativas de recuperadores urbanos, bibliotecas, CAEs, etc.

La campaña se realizó también en el sur de nuestra provincia, en los departamentos de General Alvear y San Rafael y en la localidad de Jaime Prats. Allí las propuestas de PSE y los proyectos ML del sur provincial trabajaron articuladamente en la realización de la campaña de donación de alimentos y ropa de abrigo para las organizaciones sociales con las que trabajan.