Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Docentes de Educación Elemental y Especial disertaron sobre discapacidad en Malargüe

Se trata de Silvina Bascuñán y Leticia Vázquez, quienes expusieron sobre discapacidad y familia en el sexto Congreso Nacional de Discapacidad. El encuentro se realizó en el Centro de Convenciones y Exposiciones Thesaurus del departamento sureño.

22 de diciembre de 2014, 14:43.

Docentes de Educación Elemental y Especial disertaron sobre discapacidad en Malargüe

La actividad se concretó en el Centro de Convenciones y Exposiciones Thesaurus (Foto gentileza dirección de Comunicación y Prensa de la municipalidad de Malargüe) Ampliar imagen


En una nueva edición del Congreso, que en esta ocasión giró alrededor del eje Sociedad, Familia y Discapacidad, se abordaron temas tales como rehabilitación, tratamientos específicos, terapias, cuidados especiales, inclusión social, empleo y apoyo, integración escolar y el rol de la familia y la sociedad.

Las familias cumplen un papel muy importante para ayudar a las personas en situación de discapacidad a alcanzar sus derechos. Para los discapacitados las familias son el enlace a muchos aspectos de la sociedad, como la escuela, la recreación, las redes sociales, la salud, entre otros. Para los adultos con discapacidad intelectual  las familias cumplen la función de construir soportes en la comunidad y posibilitar la inclusión social.

En tal sentido, al inicio de su charla sobre “Discapacidad, Familia y Diagnóstico Temprano”, la profesora de Educación Elemental y Especial de la UNCuyo Silvina Bascuñán sostuvo que en las últimas décadas se concretó una importante transformación en los abordajes a los niños y niñas con discapacidad. “Uno de los factores más relevantes que condujo a este cambio fue el aumento en la toma de conciencia de que la atención a edades tempranas incide de manera significativa en los niños con desafíos en el desarrollo en general, y en los niños con discapacidad en particular”, expresó la fonoaudióloga y psicomotricista especialista en Desarrollo Infantil Temprano.

Luego agregó que las primeras vivencias y experiencias del niño, se realizan en la familia, donde se establece una compleja trama vincular que se inicia en la  relación madre- hijo, proporcionándole seguridad y bienestar. Estos factores son determinantes en el despliegue de sus iniciativas y en el desarrollo de la autonomía.

Según la profesional, es de vital importancia para el desarrollo de los niños con discapacidad que las familias cuenten con los conocimientos necesarios para, en primer lugar, facilitar una relación positiva con sus hijos, creando un entorno de seguridad, y en segundo lugar, para hacerles llegar a sus hijos toda información de su alrededor, “que aunque en niños sin dificultades llega de forma independiente, en estos niños requiere de la puesta en marcha de un sistema de apoyo que variará de acuerdo a las condiciones del niño y de su familia”, añadió Bascuñán.

“El tránsito por el camino que va desde la detección de los primeros signos de alarma al diagnóstico, determinarán entonces los modos particulares de ser y estar en el mundo de ese niño y de su entorno”, finalizó la docente.

A su turno, la docente Leticia Vázquez disertó sobre “La familia y su rol en el proceso de tránsito a la vida adulta de jóvenes con discapacidad intelectual”. Aquí la profesional destacó que en este proceso es imprescindible la interacción de la propia persona con discapacidad intelectual con su familia y los diferentes profesionales y servicios.

“Cuando se analiza esto, es frecuente encontrar familias con actitudes sobreprotectoras e infantilizadoras respecto del joven con discapacidad intelectual, a partir de lo cual, para impedir que se exponga al sufrimiento y al fracaso, se le evita la vivencia de momentos y situaciones que hacen posible el enfrentamiento con sus propias capacidades y sus propias limitaciones. Estas actitudes lo alejan de la progresiva asunción de un rol de adulto y dificultan la superación de la etapa infantil y la vivencia de la adolescencia, complejizándose de este modo su emancipación de los entornos familiares y escolares que conocen y le brindan seguridad”, explicó la profesional de la UNCuyo.

Por otra parte, Vázquez se refirió que la excesiva sobreprotección puede relacionarse con factores tales como el elevado nivel de ansiedad de los padres frente a la posibilidad de que su hijo asuma roles de adulto, el desconocimiento de opciones  a futuro vinculadas a la preparación para un desempeño laboral exitoso y la posibilidad de concretar un proyecto de vida en pareja, entre otros.

“Como profesionales es necesario reconocer esta realidad para implementar desde nuestro abordaje, el acompañamiento y formación a los jóvenes con discapacidad intelectual que transitan el camino hacia la vida adulta y a sus familias, con el propósito de contribuir a la construcción de un proyecto de vida pleno y de calidad”, expresó la docente al culminar su intervención.

Organizado por la secretaría de Desarrollo Humano y Social de Malargüe, el encuentro contó con la participación de un grupo de trece estudiantes de la facultad de Educación Elemental y Especial, el presidente del Honorable Concejo Deliberante Juan José Narambuena, funcionarios del municipio y organizaciones de la sociedad civil. También asistieron la Asociación de Padres Auto-convocados de Niños, Jóvenes y Adultos con discapacidad, expositores nacionales e internacionales, representantes de la Fundación Teletón Chile y miembros del Club de Empresas Comprometidas de Mendoza.

Etiquetas:
educacion elemental y especial VI Congreso Nacional de Discapacidad sociedad familia discapacidad silvina bascuñán leticia vázquez