Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

El Taller: “Aprendizaje dinámico de la ortografía con Programación Neurolingüística” finalizó en San Martín

Esta actividad surgió de un proyecto presentado y dictado por Andrea García, en el marco del Programa Vuelta al Pago 2013 que ejecuta desde hace 4 años la Secretaría de Relaciones Institucionales y Territorialización.

22 de noviembre de 2013, 08:22.

El Taller: "Aprendizaje dinámico de la ortografía con Programación Neurolingüística" finalizó en San Martín

Ampliar imagen


El objetivo de esta actividad fue promover instancias de actualización, reflexión, acción e intercambio de experiencias tendientes a transformar las prácticas pedagógicas relacionadas con la enseñanza de la lengua escrita.

Por ello el curso abordó los los siguientes contenidos:

  • Ortografía: historia, concepto, teorías, métodos de enseñanza, contenidos para enseñar en el aula, articulación por grados y ciclos.
  • Programación Neurolingüística (PNL): origen, concepto, implicancias en la educación y, en particular, en la ortografía.
  • Aprendizaje dinámico: concepto, principios, implicancia en la ortografía.
  • Sistemas Representativos: conceptos, cómo reconocerlos y utilizarlos a favor de la enseñanza de la ortografía y en la vida, en general.

La carga horaria total fue de 20 horas reloj, a desarrollarse durante 5 encuentros, de 4 horas cada uno, los días sábados 28 de setiembre, 5, 12, 19 y 26 de octubre, de 9 a 13 hs. El lugar de ejecución fue la escuela Nº 1-474 “República de Italia”, del departamento de San Martín. 

Finalizado el curso los docentes lograron incorporar estrategias de mediación pedagógica que posibilitan enseñar la ortografía como subproceso de la producción de textos escritos en el marco de un enfoque comunicativo-funcional, con el objetivo primero de la conciencia ortográfica en ellos y, por supuesto, iniciando a sus alumnos en el desarrollo de estrategias destinadas a superar la ortografía de manera autónoma.

 El último día del taller se corroboró lo aprendido a través de una evaluación teórica, otra práctica y una autoevaluación de lo aprendido. Solo se registró nota cuantitativa en la primera, las dos últimas fueron trabajadas con una puesta en común de reflexión. Si bien, cada semana, se realizaba la reflexión crítica, este día fue un  cierre muy gratificante para los asistentes como para quien brindó el taller.