Confección de CV

La confección del CV –o curriculum vitae– es un paso básico e indispensable a la hora de buscar empleo. Es importante que cuando elaboremos un CV tengamos previamente definido su orden y la brevedad y precisión con que cada uno de nuestros datos personales será volcado en el documento.

Un curriculum vitae -también llamado "hoja de vida"- es un resumen de nuestras capacidades, experiencia laboral y aficiones. El propósito de hacer un CV consiste en obtener una entrevista en la cual luego se podrá concretar la obtención final del empleo.

El CV será la primera impresión que el reclutador tendrá sobre nosotros, por eso es importante pensar con detenimiento cuál es la imagen de nosotros que deseamos mostrar y ser claros al momento de comunicarla.

Paso a paso

A continuación describiremos cada uno de los elementos que componen el curriculum vitae, acorde al orden en que deben presentarse:

Encabezado o título

El CV debe estar encabezado por el nombre del postulante, el cual debe figurar en forma completa y con letra negrita. A continuación –y debajo del mismo–, deben colocarse los datos personales actualizados (teléfono, correo electrónico y dirección). Paralelamente es recomendable adjuntar una foto.

Perfil profesional

El “perfil profesional” consta de un breve párrafo (redactado en tercera persona) donde el postulante da cuenta de su trayectoria laboral, sus logros obtenidos y las habilidades que considere que le darán un valor agregado como empleado dentro de la compañía.

Esta parte del documento debe modificarse para cada postulación, ya que las competencias y experiencias que se mencionen deben variar en función de la labor que se aspire desempeñar.

Experiencia laboral

La experiencia laboral debe estar organizada cronológicamente. Se comienza siempre por el último empleo desempeñado y se termina con el más antiguo. No importa con cuanta experiencia se cuente en cada una: se deben mencionar todas las actividades profesionales desempeñadas.

Es también importante incluir dentro de cada uno de los ítems de experiencia las tareas realizadas, así como añadir los logros obtenidos dentro del tiempo laborado y un número de contacto que genere en el reclutador la confianza de poder verificar los datos presentados.

Formación académica

La formación académica debe estar organizada por nivel jerárquico de conocimientos (primero los estudios de posgrado, luego los de grado, pregrado, etc…). Se debe detallar la institución educativa y el año en el que se cursó, seguido por los demás datos académicos que se consideren pertinentes. No es necesario incluir tales datos para el nivel escolar.

Información adicional

Bajo el título "Información adicional" u "Otros estudios" se detallan: conocimientos de idiomas, conocimientos para el uso de herramientas informáticas, diplomados, cursos o talleres acreditados, participación en organismos no gubernamentales y asociaciones civiles de cualquier tipo, premios y concursos y experiencia laboral no relacionada con la carrera (remunerada o no).

Referencias

Al final del CV es recomendable agregar referencias (una laboral, otra familiar y otra personal) con números de contacto. Muchas empresas verifican la información de los postulantes en las redes sociales y demás fuentes de información posibles. Dado que el interés de la empresa por conocer a sus candidatos es un hecho, dar referencias para facilitar esa acción es una buena opción.


Consejos útiles:

  • Un CV efectiva no debe contar con más de dos páginas, pues el tiempo real con el que cuenta un reclutador para revisarla es, como máximo, un minuto.
  • Es importante que al final del currículo aparezca tu firma. Esto demostrará el compromiso y la veracidad de los datos presentados ante el reclutador.
  • Si no se cuenta con experiencia laboral indicar la disponibilidad horaria y la cantidad de materias aprobadas y hacer especial hincapié en la sección de información adicional.