Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Canal 9: Paro docente en colegios de la UNCuyo

Se está llevando adelante un paro de los docentes que trabajan en los colegios de la Universidad Nacional de Cuyo con un acatamiento importante en esta primera jornada. Se habla de entre un 90 y un 100% de adhesión a la medida. Carmelo Cortese desde FADIUNC, expuso: "El paro, para que la sociedad comprenda es porque el Gobierno nacional concedió un aumento, que en realidad es miserable y es en negro y sobre esta base la Universidad Nacional de Cuyo ha discriminado a un sector de los docentes, a los cuales no les ha pagado este adicional.

20 de agosto de 2004, 12:38.

"Se trata de docentes del nivel preuniversitario y también han recibido un trato particular y discriminatorio, los profesores que forman parte de los organismos físicos. Por este motivo se realiza el paro, es decir incumplimiento de una resolución ministerial, por discriminación de un sector de los docentes y por practica desleal, porque en reunión paritaria el rectorado manifestó que pagaría, mientras estaba preparando una liquidación que excluía a un sector de los docentes".

- ¿Qué colegios y en que porcentajes se han adherido?

- Salvo el Colegio de Alvear, que esta tarde tiene reunión y ha adelantado su decisión de adherirse y el colegio primario que no ha tenido tiempo de avisar a los papás, el resto está todo incorporado. Ha sido una medida oportunamente comunicada al Ministerio de Trabajo, anticipando este conflicto por incumplimiento del Rectorado.

Además en este momento se lleva adelante una reunión de todas las universidades de la República que tienen colegios. El objetivo es establecer un escalafón salarial. Al respecto, Nora Moyano, de FADIUNC expuso: "Solicitamos participar porque como gremio hemos aportado muchísimo a esta Universidad, con respecto a nuestra escala salarial, pero lamentablemente cuando pedimos participación esta mañana se nos dijo que no y desde el Ministerio nos plantearon que si ellos entraban nosotros nos retirábamos. Con profundo desagrado observamos que mientras nuestros colegios aportan a la sociedad el prestigio bien merecido, a la hora de tratar sobre nuestro futuro y del de los estudiantes, ni siquiera somos convidados de piedra".