Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Egresó el primer estudiante universitario en contexto de encierro

Se trata de David Sanchez, estudiante de Abogacía en la Facultad de Derecho, quien culminó sus estudios universitarios en el marco del Programa de Educación Universitaria en Contextos de Encierro. Se trata del primer egresado que finaliza esta etapa académica dentro del penal.

20 de febrero de 2020, 10:10.

Egresó el primer estudiante universitario en contexto de encierro

David junto a integrantes del Programa de Educación Universitaria en Contexto de Encierro Ampliar imagen


Familiares, amigos, estudiantes y docentes universitarios se dieron cita en el penal de Boulogne Sur Mer para acompañar a David Sanchez en su última materia. Un hecho emotivo e histórico ya que es el primer estudiante en contexto de encierro que culmina sus estudios dentro del penal. 

David comenzó a estudiar Derecho junto a los inicios del Programa de Educación Universitaria en Contexto de Encierro (PEUCE), que impulsa la UNCUYO a través del Área de Innovación Social. Esto sucedió en el año 2008. “El Programa no existía cuando yo sentí la necesidad de estudiar una carrera universitaria. Así fue que hicimos notas a las diferentes facultades que nos dieron cabida a nuestro pedido. También buscamos que la Universidad viniera hasta el penal. Así comenzaron las carreras de Derecho y Trabajo Social”, relató David.

El objetivo del Programa busca responder a un derecho humano fundamental: el derecho a la educación. Así lo expresó Melisa Moyano, coordinadora de PEUCE: “se trata de la efectivización del derecho a la educación, derecho humano fundamental. La Universidad como institución pública tiene que responder a esa demanda y apostar a mejor calidad educativa, mayor cantidad de oferta educativa en el Programa, más compromiso de las Unidades Académicas, del Rectorado y del Servicio Penitenciario”, explicó. 

Esta posibilidad de estudiar una carrera universitaria fue transformado su realidad personal y cotidiana: “como estudiante de Derecho, me fui dando cuenta poco a poco de cómo la realidad social me afectaba, fui haciendo como un click, descubriendo que se podían utilizar otros instrumentos para llegar a diferentes metas. No había un solo camino. Me ayudó en mi crecimiento personal el poder ir aprehendiendo esta educación”, comentó.

El camino universitario no estuvo ajeno a las dificultades y desafíos de estudiar en un penal. Entre las dificultades estaba el hecho de que esta experiencia era algo nuevo, tanto para el penal como para la Universidad. Sin embargo, explicó David, “la buena actitud de muchas personas que trabajaron en conjunto y fueron proyectando este programa contribuyeron a superar estos inconvenientes”. 

David ya no es el mismo, ha sido transformado por la educación pública y ve la realidad con otros ojos. “Antes de ingresar a la Universidad, sabía y tenía conciencia que los dirigentes y las personas más capaces tenían que pasar por esta instancia. Hoy, al finalizar, puedo afirmar que uno ve la realidad con otros ojos, gracias al conocimiento y sabiendo que se puede progresar y aportar un granito de arena desde la propia profesión. En un futuro cercano me imagino colaborando para que la sociedad tenga otra mirada, más inclusiva, hacia los que estamos en esta situación”. 

Sobre el Programa

El Programa Educación Universitaria en Contexto de Encierro (PEUCE), tiene como objetivo principal, garantizar el acceso, permanencia y egreso de las ciudadanas y ciudadanos que se encuentran detenidos en las unidades carcelarias de toda Mendoza, a las ofertas educativas de la UNCUYO establecidas para esta modalidad educativa.

El Programa comenzó en noviembre de 2008. Actualmente son alrededor de 300 los estudiantes universitarios privados de su libertad que ejercen su derecho a la educación universitaria, pública y de calidad. Acompañados y orientados semanalmente por un equipo de 12 docentes y 24 tutores disciplinares. Se dictan carreras de las Facultades de Derecho, Educación, Ciencias Políticas y Sociales, Filosofía y Letras, y del Instituto Tecnológico Universitario. El Programa se implementa en dos sedes: una en el Complejo Penitenciario de Boulogne Sur Mer y otra en Almafuerte.