Apostando al fortalecimiento de la agricultura familiar

21 de marzo de 2017, 12:24.

Apostando al fortalecimiento de la agricultura familiar

Ampliar imagen


Integrados por el proyecto "Alimentos de la Agricultura Familiar", estudiantes, docentes y egresados de las facultades de Ciencias Agrarias y Ciencias Políticas y Sociales comparten con agricultores de Lavalle diferentes formas de producir los alimentos. La iniciativa es coordinada por Liliana González

La Agricultura Familiar tiene por objetivo la reproducción social de las familias agropecuarias dedicadas principalmente a la producción, agregado de valor y comercialización de productos de origen vegetal, animal, apícola, entre otros; aportando sus miembros la mano de obra y utilizando recursos propios. Se estima que en la provincia de Mendoza, unas 20000 familias rurales se dedican a estas actividades, proveyendo a la sociedad en su conjunto de altos volúmenes de alimentos principalmente frescos y, en menor medida, procesados.

En los últimos años se han promovido políticas públicas para generar y fortalecer agregado de valor a la producción primaria y canales de comercialización directos y formales, como ferias francas, mercados populares y compras públicas. Sin embargo, estas acciones obstaculizan el acceso para muchos agricultores en lo referido a los altos estándares en el cumplimiento de la normativa sanitaria vigente para la elaboración de productos alimenticios.

Es en este contexto es que surge el proyecto Alimentos de la agricultura familiar. Así, estudiantes, docentes y egresados de Bromatología, Sociología y Agronomía llevan a cabo capacitaciones bromatológicas que ponen en valor las prácticas de los productores de la Asociación Colonia Agricultores de Paramillo (Lavalle) y la Cooperativa Productores del Bolsón de Verduras (Las Heras) y orientarlas a los estándares vigentes en el Código Alimentario Argentino.

De esta manera, no sólo se le otorga un valor agregado a sus productos “para no sólo venderlos en fresco sino también realizar conservas respetando la inocuidad de lo que elaboramos” explicó Cristóbal Cardozo, de la cooperativa de Lavalle, además se espera que en un futuro no muy lejano, los agricultores de la puedan construir y habilitar salas de elaboración y productos alimenticios.

Liliana González, coordinadora de la iniciativa, explicó que ambas organizaciones se plantean elaborar conservas y deshidratados vegetales de manera tradicional y agroecológica “por eso apuntamos a que no sólo conozcan las normas vigentes sino validen y/o corrijan las prácticas y procedimientos de elaboración de alimentos, más cercanos a los parámetros de formalización para su comercialización en todo el país”. Junto a este proceso de capacitaciones bromatológicas, se realiza una investigación social sobre el proceso que se está dando; específicamente, el proceso de construcción y diálogo de saberes que se produce entre los estudiantes y los productores. “En la Facultad nos enseñan los procesos de grandes industrias, el trabajo en pequeña escala no, entonces es muy bueno conocer y entender que hay otras formas alternativas de producción y a la vez aportar para mejorar los procesos y calidad de los productos, afirmó Lidia Hualpa, estudiante de bromatología.

Las y los agricultores, agregaron que estas capacitaciones no sólo les sirven a ellos, que desde hace 2 años decidieron autogestionarse y no trabajar más para un tercero, sino que también permite que la “Universidad vea que es lo que necesitamos. Muchas veces se fabrican cosas o se desarrollan ideas pero no piensan en lo que el campo necesita, entonces podemos intercambiar ideas, saberes para que la Facultad desarrolle herramientas que mejoren el sector”, dijo Cristóbal Cardozo. En línea con esto, Liliana concluyó aseverando que “es una realidad que la Universidad debe trabajar al respecto, por eso se busca que en bromatología se tome conciencia de estos espacios están y que la Universidad conozca su entorno".

De esta manera se avanza en el sentido de construir conocimiento a partir del diálogo entre el saber académico y los saberes y experiencias de las organizaciones, espacios de formación que promueve el programa Mauricio López.

Sobre las organizaciones involucradas

La Asociación Colonia Agricultores de Paramillo (CAP), es una de las organizaciones de base de la OTRAL, integrada por grupos de base de entre 12 y 15 familias de agricultores rurales dedicados a la actividad hortícola en tierras de uso comunitario y arrendadas. La mayoría de sus integrantes provienen del norte del País. (Salta, Jujuy, Tucumán, Bolivia) que llegaron a la zona como trabajadores temporarios pero paulatinamente, en los últimos 20 años, se fueron asentando definitivamente en ese departamento.

También participa del proyecto la Cooperativa Productores del Bolsón de Verduras, integrada por 12 familias de las localidades El Pastal, Algarrobal de Abajo y La Polvosa, del departamento de Las Heras y de Jocolí Viejo, Lavalle. La constitución formal de la cooperativa data del año 2013 pero la experiencia de trabajo conjunto comercializando sus verduras de manera directa y a un precio justo se inició entre 2005 y 2006.

Esta organización, que participó de la 6ta Convocatoria del programa Mauricio López, viene desarrollando acciones sobre los objetivos de fortalecer la identidad comercial de sus productos y la ampliación de su comercialización a sectores urbanos y rurales de la Provincia de Mendoza, en especial en el departamento de Las Heras.

Este proyecto forma parte de la 9na Convocatoria de los proyectos Mauricio López que se desarrollarán desde el 15 de febrero al 15 de noviembre de 2017. Para más información comunicarse al 4135000 int. 3011 o al correo electrónico proyctosml@uncuyo.edu.ar

Conocé todos los proyectos que se desarrollan en el siguiente link http://www.uncuyo.edu.ar/articulacionsocial/novena-convocatoria