Presentaron la reedición de Guanacache, de Fidel Roig Matóns

El libro representa un registro pictórico único que expresa cómo era la vida de los laguneros. La Editorial de la UNCUYO reeditó la obra en donde tres integrantes de la familia Roig fueron parte del proceso.

26 de noviembre de 2019, 10:25.

Presentaron la reedición de Guanacache, de Fidel Roig Matóns

Ampliar imagen


"Guanacache" de Fidel Roig Matóns, pintor del desierto, tuvo la presentación formal de su reeedición de la mano de la Editorial de la Universidad Nacional de Cuyo (EDIUNC). El libro es una obra exquisita, intimista que plasma muchas de las actividades que hacían los huarpes.

Las autoridades de la Universidad y de la Editorial, su grupo de trabajo, miembros de la familia Roig y referentes de la cultura de Mendoza participaron de la presentación de este libro que será el nuevo obsequio institucional que la UNCUYO dará a sus visitantes ilustres.

Así lo anunció el rector Daniel Pizzi quien agradeció a la editorial la pasión, el amor y el tiempo dedicado a esta reedición. También hizo un reconocimiento a la familia Roig:

"Representa un símbolo importante para la Universidad”, afirmó Pizzi.

Por último, la secretaria Académica, Dolores Lettelier, dedicó su espacio a agradecer y celebrar un proceso que es un ejemplo, que responde al rol de la Editorial de conectar, los saberes, la cultura, la recuperación de la mirada antropológica, la política, la producción y también el vínculo humano.

Y de manera especial valoró la disposición de la familia Roig por abrir las puertas de sus casas y sus corazones:

“La verdad que cuando uno reconstruye la historia de alguna manera también la revive y esto tiene que haber sido una emoción muy grande”, resaltó la Secretaria.

Viviana Bosio, directora de la EDIUNC, hizo una breve reseña del proceso editorial. Aclaró que el libro es una reedición de una primera edición que se publicó a los 10 años de la Editorial y 30 de la Universidad. Destacó el valioso trabajo de diseño, revisión, corrección y traducción que hicieron sus colaboradores y, en esa línea, valoró la decisión de utilizar la nueva tipografía “Piazzolla”, una creación del diseñador mendocino, Juan Pablo del Peral. Habló también de la calidad del microdocumental sobre la vida de Fidel Roig Matóns que elaboraron practicantes de la Tecnicatura en Producción Audiovisual y que exhibieron en la presentación.

Ya en el cierre, comentaron la publicación el coordinador de la obra y nieto del artista, Fidel Alejandro Roig Juñent, y los dos hijos, Virgilio y Enrique Roig.

En primer lugar, Virgilio, se refirió a la dinámica familiar y al compromiso que todos asumían con el trabajo de su padre, en aquella época. En tanto, Enrique Roig estacó que expone las virtudes de honestidad y dignidad que descubrió y rescató su padre de los pobladores.

Luego Fidel Alejandro, relató su experiencia como coordinador del libro, agradeció a la UNCUYO en su conjunto y en especial a todo el equipo de trabajo de la editorial, además de realizar un recorrido por los procesos de edición y reedición de la publicación. 

“Espero que para la Editorial este sea un nuevo hito de edición”, concluyó Roig Juñent.

Sobre el libro

La primera edición de Guanacache, Fidel Roig Matóns, pintor del desierto fue testigo del 60º aniversario de la Universidad Nacional de Cuyo y de los primeros 10 años de la EDIUNC.

Esta nueva edición acompaña los 30 años de la editorial difundiendo la producción intelectual universitaria y los 80 de la Universidad reafirmando su misión de promover el conocimiento y contribuir al respeto de las identidades culturales.

Esta segunda edición de Guanacache con nuevo diseño, imágenes mejoradas de óleos y carbones y versión en inglés, realza el espíritu de la primera. Además, aporta el catálogo completo de la obra de Roig Matóns en Guanacache y un nuevo mapa de la zona de las lagunas tal cual las conoció el artista, dibujado a mano y con referencias en caligrafía.

La publicación, que pertenece a la colección Artes y Partes del sello universitario, deja ver que el artista rescata en sus pinturas y su carbones la humanidad de las personas. Fidel Roig Matóns era un hombre que se involucraba con la gente, que lograba un contacto sensible con los indios, una conexión perceptiva y sensata a partir de la convivencia, por lo que su obra pasa de ser una mera identificación de un paisaje a tener un rasgo casi antropológico.

El libro es una crítica, una denuncia a la transformación de un ambiente y al sacrificio de sus habitantes, es un aporte significativo al registro antropológico del lugar que ofrece pistas para pensarlo de otra manera. Las obras que se compilan son un ejemplo muy claro de cómo la zona de Guanachache se estaba degradando para convertirse en un desierto.