Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Experto en innovación educativa disertó sobre el proceso de aprendizaje del siglo XXI

El mexicano Esteban Venegas Villanueva, director del Observatorio en Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey, puso el foco en el rol central del estudiante en este proceso, donde el acceso a las herramientas tecnológicas es preponderante. Fue durante una charla virtual que impulsó la UNCUYO, a 81 años de su creación, para pensar y construir la Universidad del futuro post pandemia.

21 de agosto de 2020, 12:11.

Experto en innovación educativa disertó sobre el proceso de aprendizaje del siglo XXI

Ampliar imagen


Para celebrar un nuevo aniversario, la UNCUYO propuso una serie de jornadas online abiertas a toda la comunidad para repensar la educación que se viene, con la participación de exponentes nacionales e internacionales. En este tercer encuentro, se expuso sobre “La centralidad en el Estudiante: Proceso de Aprendizaje en el Siglo XXI”.

La conferencia estuvo a cargo del director del Observatorio en Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey (México), Esteban Venegas Villanueva, quien arrancó su disertación refiriéndose al rol de los docentes en función de las generaciones de jóvenes millennials, zeta y alfa, sosteniendo que es importante reconocer sus características y sobre todo los cambios a los que se están enfrentando. “No es que se busque tanto la centralidad en el estudiante, sino que son ellos los que la demandan. Son generaciones que han estado frente a cambios tecnológicos, en particular en salud, con efectos demográficos muy importantes, y por ello mismo, efectos en la educación; es decir van a vivir más, con una mejor calidad de vida, lo cual nos lleva a poner de frente el concepto de aprendizaje a lo largo de la vida”, expresó el académico mexicano.

En esa misma línea, para el expositor, son generaciones que tienen que ir desarrollando constantemente habilidades de autoaprendizaje y autogestión, donde las barreras entre la educación de grado y posgrado se borran. Es sólo educación a lo largo de la vida. “Además van a protagonizar cambios frecuentes de trabajos, por lo que van a tener que estar reestrenándose permanentemente, con una fuerte tendencia a desarrollar habilidades para la generación de emprendimientos”, describió el especialista. A lo que agregó: “También quiero destacar otro aspecto, la tecnología, que es parte de nuestra vida, a pesar de la brecha tecnológica que existe en el mundo, que no sólo es de dispositivos, sino de una accesibilidad a una conexión decente que soporte transmisión de datos. El sistema educativo en general debe poner al centro al estudiante, dejando un poco de lado el rol del docente como sabio en el escenario, como único transmisor de conocimientos”.

Uno de los temas que abordó en la jornada el conferencista es el de los nuevos valores que ya traen estas nuevas generaciones como el compromiso con lo social o el medio ambiente. “Una universidad debe tener políticas claras para contribuir a la mejora del medio ambiente, debe adaptarse a estas nuevas competencias. Y hay otra cosa que quiero destacar, que es el uso de videojuegos en los estudiantes, y que a través de ellos desarrollan competencias como la internacionalización, al jugar con jóvenes de otros países, permitiéndoles el trabajo en equipo y la resolución de problemas. Videojuegos que deben usar también los docentes para enseñar contenidos, para la generación de nuevas competencias”, explicó. Y para cerrar la idea, sostuvo: “El cambio de foco en el rol del docente hacia un aprendizaje centrado en el estudiante nos lleva a algo importante: la capacitación en tecnología de los docentes y de los alumnos. Hace falta una alfabetización digital. Los jóvenes deben pasar de ser meros usuarios de tecnologías a expertos en ellas, conociendo sus consecuencias”.

Durante el encuentro, el disertante también hablo de las competencias y habilidades que se deberían profundizar en los jóvenes, respecto de la relación entre los docentes y los estudiantes, para extraer lo mejor de ambos. En tal sentido valoró la capacidad de resiliencia, de adaptarse a los cambios que trajo la actual pandemia, a una “educación de emergencia” y no tanto a distancia como la denominó. “Fue una reacción ante una crisis, algunas instituciones estaban mejor preparadas que otras, al igual que los estudiantes debido a la brecha tecnológica. Esta situación puso en agenda atacar estos problemas. Muchos experimentaron por primera vez una educación en línea, y lo van a hacer más seguido. También el pensamiento crítico frente a una era de fake news es otra de las competencias que se deben trabajar, al igual que las habilidades de comunicación escritas y verbales en los estudiantes”, describió el experto en innovación educativa.

En su presentación, Venegas Villanueva además opinó sobre el acceso a una educación a distancia de modo equitativa. “Falta mucho por hacer en este sentido. En el caso de México, el gobierno respondió de manera rápida, hizo transmisiones de televisión por cable y por radio, asociándose con entidades privadas para difundir con más alcance los contenidos. Las herramientas tecnológicas deben llegar a más gente, ser baratas o gratuitas. Ellas forman parte del arsenal educativo, pero no resuelven todo. Observamos en este contexto de pandemia algunos errores que cometieron escuelas y universidades, que es lo de tratar de traducir lo presencial a lo online, con alumnos sentados frente a la televisión o computadoras por 8 horas, esto no debe ser así, debe ajustarse, cambiar”, explicó el especialista en educación y gestión de la información.

Otro de los asuntos a los que se refirió el expositor mexicano es el seguir desarrollando la habilidad de la colaboración internacional educativa, sobre todo mediada por estas tecnologías, debido a la imposibilidad de viajar. Y en ese sentido relató que “uno de los desafíos en esta instancia es la de generar contenidos, material en castellano para vincularnos con estudiantes y profesores de otros países”

Respecto de los nuevos roles de los docentes y de los estudiantes que se avizoran, Venegas Villanueva sostuvo que el docente protagoniza un cambio desde ese papel de sabio en el escenario a mentor, sugerente, no tanto como poseedor de la verdad, sino que va guiando al estudiante en su proceso de autoconocimiento o de autogestión del aprendizaje, “en donde el alumno tiene que ser mucho más activo, crítico, y eso requiere del desarrollo de competencias globales, macro. Aquí es fundamental el uso en los docentes de herramientas de aprendizaje experencial, lo que yo denomino `enseñar haciendo´”.

En la jornada, el académico también puso el foco en la importancia de las Humanidades en estos nuevos procesos de aprendizaje. Y en esa dirección dijo: “Un gran componente para desarrollar muchas de las habilidades que he mencionado, que van a permitir a estas nuevas generaciones interactuar con las nuevas tecnologías con cambios muy profundos, son las Humanidades, las Artes. Las universidades y escuelas que puedan tener una alta dosis de arte, y de filosofía van a preparar mejor a sus alumnos para enfrentar los retos del siglo XXI y desarrollar competencias como el pensamiento crítico”.

“Deben tener paciencia para el manejo de las nuevas herramientas tecnológicas, estar abiertos a todos estos cambios y preguntar cuando tengan dudas en su aprendizaje. Lo que se aprenda hay que compartirlo, aplicarlo en su contexto pertinente”, manifestó el académico, a modo de cierre como un mensaje para los futuros docentes en el contexto de la inclusión educativa y digital.

Sobre Esteban Venegas Villanueva

El especialista en educación y gestión de la información realizó estudios de Licenciatura en Negocios Internacionales en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM). Además, cuenta con una Maestría en Ciencia, Educación y Desarrollo cognitivo por la misma Institución.

Con más de 20 años de experiencia en las áreas de educación, docencia, investigación y divulgación sobre innovación educativa, el profesional es responsable del Observatorio en Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey (México), una unidad de prospectiva, aprendizaje organizacional e inteligencia competitiva que identifica, analiza y difunde las tendencias educativas que están configurando el futuro de la educación y el aprendizaje. El espacio busca promover e impulsar el desarrollo de innovaciones educativas a través de la difusión de las tendencias y experiencias de mayor impacto en la educación superior.

Participó en el diseño, desarrollo e implementación del Modelo Educativo Tec21. Además colaboró en la redacción del documento “Visión y acción 2030. Propuesta de la ANUIES para renovar la educación superior en México Diseño y concertación de políticas públicas para impulsar el cambio institucional”. Es autor del artículo: “Las distintas aristas de la innovación educativa” publicado en la revista Transatlántica de Educación.

Venegas Villanueva es un profesional comprometido y actualizado en las últimas novedades sobre innovación educativa a nivel mundial, lo que lo convierte en un referente internacional acerca del tema.

La jornada de mañana

El último encuentro de agosto que organizó la Universidad por su aniversario será este viernes 21, a partir de las 11. Está abierto a toda la comunidad y se transmitirá vía streaming por “Señal U Académico” y en vivo por el Facebook de la UNCUYO. 

En la ocasión, Oscar Oszlak, Doctor Honoris Causa de la UNCUYO, reflexionará sobre “Innovación en la universidad en la era exponencial”. El reconocido politólogo es director del Centro de Estudio de Estado y Sociedad (CEDES). Obtuvo un PhD en Ciencias Políticas y un Master en Administración Pública (UC Berkeley), es doctor en Economía y contador público nacional (UBA, Argentina) y graduado del International Tax Program, Harvard Law School. Fue director de la Maestría en Administración Pública de la UBA, investigador superior del CONICET, ex presidente de la Red INPAE (Inter American Network for Public Administration Education). También ejerció como subsecretario de Reforma Administrativa y Asesor Presidencial (Presidencia de Raúl Alfonsín) y fue fundador y presidente de la Sociedad Argentina de Análisis Político, 1983-1994. Es profesor consulto de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, y profesor titular en programas de posgrado de las Universidades de Buenos Aires, ISEN, San Andrés, FLACSO y UNSAM.

A su vez, a esta agenda por el 81 aniversario de la UNCUYO se suman otras propuestas hasta fin de año. Entre ellas, encuentros para “pensar y resetear” el vínculo entre la ciencia y la sociedad, a través de jornadas de reflexión y talleres de trabajo que se desarrollarán en septiembre y octubre, respectivamente. También, se proyecta una hackathon de ideas innovadoras pensando en el futuro de la Universidad.