Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

2020: la UNCUYO finaliza un año difícil pero con los objetivos académicos cumplidos

A pesar de los problemas de este año la Universidad logró sus cometidos. Cerca del final del ciclo lectivo, plantea un regreso progresivo sólo para algunos casos específicos.

10 de noviembre de 2020, 10:41.

2020: la UNCUYO finaliza un año difícil pero con los objetivos académicos cumplidos

Ampliar imagen


Las dificultades que este año presentó al mundo entero sin dudas también alcanzaron al dictado de clases en la Universidad Nacional de Cuyo. Tanto los estudios superiores y de posgrado como los de las escuelas secundarias y la primaria se vieron afectados. Sin embargo, llegando al final de este particular ciclo lectivo, la Universidad puede decir con orgullo que la misión ha sido cumplida con éxito.

Porque a pesar de las vicisitudes, con el esfuerzo de docentes, estudiantes y del personal de apoyo académico y de servicios, las clases -en su mayoría virtuales- se pudieron impartir por completo.

Porque además se cumplió con las distintas fechas de examen propuestas y estudiantes de Educación Media y Superior lograron sus objetivos. Esto también sucedió en el ámbito de los distintos posgrados.

En consecuencia, la UNCUYO finaliza 2020 en plena actividad. Continúa además con todas las tareas administrativas en forma virtual, a través del teletrabajo, como lo hizo todo el año. 

Y las áreas consideradas “esenciales”, como las de Salud (Hospital Universitario, DAMSU, direcciones de Salud Estudiantil y de Medicina Laboral) y las de Comunicación (CICUNC - Unidiversidad) siguen trabajando del mismo modo en que lo hicieron durante todo este tiempo de afectación de la pandemia del coronavirus COVID-19.

Y más allá de que en pocos días se completa el ciclo lectivo, se ha planteado un progresivo regreso para los casos que necesiten presencialidad.

Un ejemplo lo constituyen quienes estudian en la Universidad y necesitan acreditar prácticas presenciales, como los casos de Medicina, Odontología, Enfermería y Técnicos Asistenciales en Salud, entre otras disciplinas.

También sucederá algo similar para las escuelas secundarias, donde, en los casos necesarios, se realizará el adecuado acompañamiento de las trayectorias que se hayan visto debilitadas por la falta de conexión durante este tiempo y requieran de la atención docente para cumplir el ciclo.

En el caso del Instituto Balseiro, por encontrarse en Río Negro, dependerá de las decisiones de esa provincia para la progresiva presencialidad, aunque queda claro que la virtualidad seguirá como hasta ahora.