Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Se inauguró el Espacio Alejandro Chiapasco, la nueva casa del Coro Universitario de Mendoza

El pasado viernes 29 de abril se refuncionalizó la casa donada por Alejandro Chiapasco en 2004 para el Coro Universitario Mendoza con una inversión de $3 millones de pesos.

05 de mayo de 2022, 11:12.

Se inauguró el Espacio Alejandro Chiapasco, la nueva casa del Coro Universitario de Mendoza

Ampliar imagen


La inauguración y refuncionalización de este espacio donado por el artista Chiapasco se realizó el viernes por la tarde con un significado de celebración. Posee 184 metros cuadrados y está ubicado en calle Damián Hudson 484 de Ciudad. Es la sede del Coro Universitario Mendoza (CUM) y contará con el Archivo Felipe Vallesi que recopilará todo el material generado por el coro en sus 57 años, con valor documental, artístico y patrimonial.

En la ceremonia estuvieron presente el rector de la Universidad Nacional de Cuyo Daniel Ricardo Pizzi, el vicerrector Jorge Horacio Barón, el secretario de Extensión y Vinculación de la UNCUYO Mauricio González, el director de Estrategias Culturales del Ministerio de Cultura de la provincia de Mendoza  Fabián Sama, la directora del Coro Universitario Mendoza Silvana Vallesi, y la Gestión Cultural de la Nave UNCUYO Federica Polizzi.

“Cuando fue la donación en 2004 de esta casa por la fundación Chiapasco era un espacio pequeño pero lo era todo porque estábamos en la calle, entonces es super significativo” comenzó hablando Silvana Vallesi. Además se mostró agradecida a la Nave UNCUYO y otros organismos por solucionar el problema del lugar, pero también explicó la importancia de que el CUM tenga su propia sede. Ya que ésta no solo servirá como espacio de encuentro para los integrantes del coro, sino que funcionará para la realización de un archivo histórico. “Sobretodo para realizar el archivo Felipe Vallesi en donde estamos haciendo un trabajo de recolección de toda la vida del coro y todas las actividades y de toda la vida del maestro Vallesi” finalizó la directora del Coro Universitario Mendoza. 

“Cuando empezamos a recorrer la casa por primera vez entendimos que teníamos una deuda con Chiapasco y con la cultura, porque este espacio fue donado en el 2004 y nos propusimos a darle vida” manifestó Mauricio González que se mostró a favor de invertir y apostar en la cultura. También habló sobre el impacto negativo que tuvo la pandemia con respecto a la cultura y como este es el sector más fácil de ajustar. “Esta inauguración refleja lo que hicimos con el equipo de la Nave de intentar darle espacios y vida a los artistas independientes y a la cultura” concluyó el secretario de Extensión y Vinculación de la UNCUYO. 

SOBRE ALEJANDRO CHIAPASCO 

Nació en la ciudad italiana de Turín en 1887. Estudió en la “Academia Albertina delle Arti”, una de las más antiguas de ese país, con destacados escultores y pintores. A principios del siglo XX, viajó a la Argentina junto con su familia y ejerció en Buenos Aires como escultor, pintor y docente. 

En la década de los 60’, se trasladó junto con su esposa a Mendoza, donde residía su hija María Elena, quien desde la fundación de la Universidad Nacional de Cuyo se desempeñó como docente de la Facultad de Filosofía y Letras. Debido a esa circunstancia, toda la obra del artista quedó en esta ciudad. 

Para conservar la memoria de su padre, custodiar y dar a conocer ese importante patrimonio cultural y artístico, María Elena Chiapasco creó, en 1985, la Fundación Alejandro Chiapasco, desde la cual se organizaron numerosas exposiciones y Salones de Acuarelistas, para promover la práctica de esta técnica pictórica.