Universidades locales reflexionaron sobre la causa Malvinas

abril 12 2017 08:58.

Universidades locales reflexionaron sobre la causa Malvinas

El rector Daniel Pizzi aseguró que el Observatorio busca generar masa crítica que aporte conocimientos y genere conciencia sobre los argumentos que mantienen vigente el reclamo de reivindicación de soberanía sobre Malvinas. Ampliar imagen


Autoridades de las Casas de Estudios que integran el Observatorio Interuniversitario Cuestión Malvinas Mendoza se reunieron en la UNCuyo para impulsar nuevas acciones que permitan reflexionar y aportar conocimientos sobre la causa nacional. Los acompañó Osvaldo Mársico, director Nacional de Malvinas e Islas del Atlántico Sur, quien habló de la vigencia del reclamo de soberanía.

Los rectores de las Universidades de Cuyo, Regional Mendoza de la UTN, Juan Agustín Maza, Mendoza, Aconcagua, Champagnat, Congreso y Católica Argentina e Instituto Argentino de Relaciones Internacionales, que son parte del Observatorio Interuniversitario Cuestión Malvinas, protagonizaron un encuentro para repensar la problemática Malvinas y rendir homenaje a los veteranos y caídos en la Guerra de 1982.

En ese contexto, se reunieron en la UNCuyo -Universidad a cargo de la presidencia- para avanzar en acciones que les permita consolidar este espacio que surgió en 2013, con la misión de reflexionar sobre la problemática Malvinas desde una perspectiva académica y pluralista y aportar conocimientos para comprender las diferentes dimensiones que implica el hecho histórico. 

En el encuentro actuó el octeto del Coro de Cámara de la Universidad, y estudiantes del Liceo Agrícola y del Colegio Universitario Central compartieron un ensayo, un poema y una autobiografía alusiva al tema. En paralelo se exhibió una muestra de la fototeca de la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA).

A 35 años del conflicto bélico, el rector Daniel Pizzi se refirió a la cuestión Malvinas no sólo como una causa nacional y una reivindicación histórica, sino también como un desafío intelectual para la interacción de las variables que hacen al deber ser de la Universidad.

Con respecto al Observatorio explicó: “Apostamos con este equipo a generar masa crítica que de manera transversal aporte conocimientos y genere conciencia con base científica sobre los argumentos que durante años Argentina ha desarrollado para consolidar su posición tanto ante los organismos internacionales como en el debate público sobre su incesante e incansable reclamo de reivindicación soberana”.

Además adelantó que hay dos proyectos en carpeta para llevar adelante. Uno consiste en avanzar en la “territorialización del Observatorio”, como respuesta a un pedido de cooperación de parte de los municipios. “Mendoza hizo un aporte importante a esta gesta y estamos terminando un relevamiento de las personas que participaron en los municipios y vamos a abrir el Observatorio al resto de los departamentos de la Provincia” comentó. Otro es una convocatoria para que investigadores aporten trabajos, estudios, capacitaciones y reflexiones que amplíe la dimensión de Malvinas más allá del acto bélico en sí.   

Invitado para la ocasión, el ministro Osvaldo Mársico, director Nacional de Malvinas e Islas del Atlántico Sur de la Cancillería Argentina, afirmó que subyace una disputa de soberanía que debe ser resuelta por las partes en cuestión, por medios pacíficos, teniendo en cuenta los intereses de la población, aplicando el principio de libre determinación.

Los motivos de la vigencia del reclamo de soberanía  

Mársico enfocó su presentación en los motivos o principios para que esta disputa, que comenzó en el siglo XIX, persista hasta la actualidad. En ese sentido, ubicó cuatro cuestiones. Primero la “protesta”, porque “Argentina nunca consintió la ocupación británica” y mantuvo firme el reclamo de soberanía por la vía jurídica y diplomática, para interrumpir la hipótesis de prescripción adquisitiva. Segundo, por tratarse de un “caso colonial especial en donde subyace una disputa de soberanía y no territorial o fronteriza” y el hito lo marca la resolución 2065 de la Asamblea General de Naciones Unidas. Tercero, la “población o los isleños” frente a la cual Argentina pretende respetar sus intereses y modos de vida, a partir de distintos sistemas de salvaguarda que reconocen su identidad (idioma, religión, etc.), con la hipótesis de que se trata de una población implantada, transplantada, o sea una “población artificial”, es decir, conservada de manera expresa por la potencia ocupante a través de las políticas migratoria y de adquisición de tierras o propiedades. Y por último, el cuarto motivo es la “voluntad gubernamental de solucionar pacíficamente la disputa” y de discutir la soberanía, los recursos naturales y las vías áreas.   

Mársico también subrayó el valor de lo multilateral para mantener viva la disputa. Explicó que frente a la posición británica de que “la guerra concluyó el debate y que lo único que hay que discutir son aspectos prácticos", por caso hidrocarburos, vuelos, recursos pesqueros, etcétera., "sirve decir siempre lo mismo" ante organismos como la ONU, la OEA y en los Foros Internacionales porque “es necesario reafirmar que existe una disputa de soberanía que debe ser resuelta por medios pacíficos”.   

Por último, en cuanto a la relación bilateral, se refirió a un acuerdo firmado con el Reino Unido que representa “un primer entendimiento en más de 15 años” en un camino para “reconstruir confianza y generar diálogo”. Este año se llevará adelante un proceso de identificación de las 123 tumbas ubicadas en el cementerio argentino de Darwin. La iniciativa se remonta al 2012, involucra a ambos países y a un equipo forense de la Cruz Roja, y persigue fines absolutamente humanitarios y no políticos. “Es una deuda con los familiares que tienen el derecho a la identidad y a la verdad” concluyó el ministro de Cancillería.

 

Fuente: Unidiversidad


Etiquetas:
malvinas | guerra de malvinas | observatorio interuniversitario cuestión malvinas | osvaldo mársico | director nacional de malvinas e islas del atlántico sur