Se debatieron los avances y deudas en derechos humanos

Con la presencia de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo Estela de Carlotto ayer se llevó a cabo la charla debate junto a Celeste Seydell de H.I.J.O.S. y el Juez Omar Palermo. Los procesos actuales de reforma del poder judicial, la búsqueda de nietos y el compromiso social fueron algunos de los temas que se mencionaron en el encuentro organizado por la Secretaría de Extensión Universitaria.

11 de junio de 2013, 15:50.

Se debatieron los avances y deudas en derechos humanos

Ampliar imagen


Promediando las 19:30 horas comenzó la charla organizada en el marco del Ciclo La UNCuyo en el Debate Social. Con una sala casi completa, jóvenes militantes, padres, madres, abuelas, autoridades universitarias y provinciales esperaban expectantes por la palabra de Estela de Carlotto.

El primero en hacer uso de la palabra fue el Secretario de Extensión Universitaria Fabio Erreguerena quién agradeció la presencia de los panelistas y recalcó la importancia del acceso a la educación como derecho inalienable al hombre.  Luego el vicerrector José Rodríguez, en consonancia con Erreguerena, hizo hincapié en la preocupación de la Universidad por los derechos humanos en general y la recuperación de la memoria colectiva en particular.

Celeste Seydell, militante de la agrupación H.I.J.O.S. y miembro de la Comisión Hermanos, recordó la tarea que llevan adelante con sus compañeros en la búsqueda de los 400 nietos que aún no se encuentran. “Nuestro trabajo es de hormiga, recibiendo exposiciones espontáneas, investigando, buscando…”. La Asociación surge en Mendoza en 1998 “por la lucha activa por la justicia de los hermanos y hermanas apropiadas durante la última dictadura militar. Su lucha fue un antes y un después para saber que queríamos hacer como jóvenes. 

En esta búsqueda para la restitución de la identidad de los nietos, “llegamos a presentarnos a los  Proyectos Mauricio López,  que financia por la Secretaría de Extensión Universitaria. Eso nos abrió una puerta para dar a conocer nuestra tarea que es un trabajo cotidiano” Al principio fue difícil pero “fue apostar para que el trabajo de Abuelas no se agote, que sea una poste para aumentar la búsqueda”.

Respecto del tema de la Charla-debate Celeste agregó que “Como H.I.J.O.S. vemos un avance enorme en la apertura de la Fiscalía, los juicios...vemos que la sociedad está cada vez más con el corazón abierto a debatir y conocer de estos temas pero necesitamos avanzar sobre las deudas, como por ejemplo el tratamiento de megas causas. Para llegar a la verdad se requiere de un compromiso social de toda la sociedad”. Y concluyó “a 36 años, 30.000 compañeros desaparecidos, un mejor mundo es posible y lo tenemos que construir entre todos”.

Omar Palermo, Juez de la Suprema Corte de Justicia y especialista en Derechos Humanos, recordó el momento en el que se realizó el primer juicio y la alegría de muchos de los Hermanos que lucharon para que llegara esa instancia y declaró “los juicios de Lesa Humanidad son democratizadores, mejora el estado de Derecho”

“Los procesos de reforma que se están dando tienen raigambre en los Juicios de Lesa Humanidad y tiene una democratiza internamente al Poder judicial y democratiza el Estado de derecho.

A lo largo de su exposición planteó las discusiones que “nos debemos dar como sociedad respecto a este proceso de reformas que estamos viviendo”. Agregó que se debe trabajar en la creación de una oficina de violencia institucional, de violencia de género, “nos preocupa el sistema del régimen de ejecución penal y la falta de compromiso de los fiscales de menores. Nos preocupa la política criminal estatal que es una demagogia funcional al encarcelamiento de pobres, entran más de los que salen, y lo hacen con violencia y enojo”. “Por último,  debemos dar discusión sobre el tipo de jueces que queremos y sobre la articulación entre el estado y la sociedad civil”.

Ovacionada, Estela de Carlotto rescató el pasado, el presente y el futuro como Abuelas de Plaza de Mayo. “El pasado es una dictadura cívico-militar con un anuncio de la AAA durante la presidencia de Isabel Perón. Eso fue un anuncio de lo que venía. Nosotras somos madres de militantes que tenían un proyecto de vida, un proyecto de país”.

Recordó que desde que ella era chica “permanentemente nos castigaron dictaduras cívico-militares. El día que se hacía el anuncio por radio, papá no iba a trabajar, pero al otro día la vida transcurría como si nada, no recuerdo manifestaciones masivas de repudio”. Los medios de comunicación por ese entonces respondían al gobierno, por ello “nos formamos como dormidos y entregados a esa rutina”.

Llegaron los 70`y “criamos hijos libres e independientes y cuando comenzó la dictadura todas empezamos a tener temores por ellos. “Cuando llegó el momento que tanto temimos empezó nuestra segunda vida, la vida de búsqueda y se transformó en nuestro presente”. Empezaron a buscar por las iglesias y se juntaron con otras madres en la misma búsqueda “y el grupo se fue agrandando, consolidando, abrimos espacios, dejamos todo en esta búsqueda y la visibilidad nos permitió que no desaparezcamos”.

Nuestra vida es el permanente cambio, somos una organización de mujeres optimistas, alegres. Celebramos la alegría de ver a los nietos que nos traen a los bisnietos adoptivos, la alegría de festejar cada encuentro, la alegría de decir estamos viviendo en democracia, la más larga de nuestras vidas. Y ésta, ha sido la mejor década que he visto en mis 82 años de vida”.

 “Nuestro futuro es por el que las abuelas trabajamos para que el día que nosotras no estemos la asociación, estamos apuradas porque queremos dejar las cosas más o menos hechas para que el día que no quede ninguna abuela, los nietos encontrados sigan adelante en esta búsqueda”. En este sentido, puntualizó que se debe defender este modelo político porque “es la democracia más larga que hemos tenido en nuestra historia”. “Nuestro futuro está caminando y caminamos con bastón pero el bastón es porque nunca nos arrodillamos”.

Una vez finalizado el debate se presentó la película Verdades Verdaderas del director Nicolás Gil Lavedra que relata la biografía de Carlotto y, paralelamente, la historia de las Abuelas. Este largometraje de 90 minutos, refleja la historia de la Asociación de Abuelas de Plaza de Mayo a través de la vida de Estela de Carlotto como ícono de la lucha por los Derechos Humanos en Argentina y el mundo.

 

 



Comentarios

(*)Son campos requeridos.

Su dirección correo no será publicado

Los comentarios serán publicados una vez que el administrador los apruebe.