Multitudinario Congreso de Extensión en la UNCUYO.

El pasado 10, 11 y 12 de noviembre la Casa de altos estudios se vio colmada de docentes, investigadores, estudiantes, personal de apoyo académico y asistentes de diferentes  puntos del país y de países vecinos, que participaron del IV Congreso y IX Jornadas Nacionales de Extensión Universitaria. Se presentaron más de 600 exposiciones entre ponencias y pósters en 53 mesas de trabajo. Durante los 3 días, se compartieron experiencias, nuevos proyectos y estrategias para el fortalecimiento de la extensión universitaria.

23 de noviembre de 2010, 14:58.

Multitudinario Congreso de Extensión en la UNCUYO.

Ampliar imagen


Se enfatizó sobre la importancia de integrar el trabajo de distintas universidades del país con las necesidades sociales, a la vez que se establecieron y se intercambiaron experiencias, ideas y conceptos de los más variados en relación a lo que implica la Extensión,  entre otros temas de interés para el Sistema Universitario. 

En el marco del IV Congreso Nacional de Extensión Universitaria, se realizó la Asamblea de la  Red Nacional de Extensión Universitaria (REXUNI), en la que hubo una participaron récord de 32 Secretarios de Extensión del Sistema Universitario. En la asamblea salió electa Coordinadora, Prof. Alejandra Flaquer, quien pertenece a la Universidad Nacional de Quilmes.

Al respecto, la flamante Coordinadora comentó que en la Asamblea se trazaron los lineamientos a seguir durante el próximo año. Entre ellos, el principal es la institucionalización de las prácticas de extensión. “Desde hace dos años trabajamos para que todas las prácticas realizadas por estudiantes, docentes o graduados se aprueben a través del Consejo Superior y de resoluciones. Además, es importante trabajar en la ponderación del rol de las Universidades Nacionales en la creación de políticas públicas y, en el fortalecimiento de los proyectos y programas de extensión  que permiten visualizar el compromiso social, la pertinencia y la inserción curricular de las Universidades”.

También se llevó a cabo la I Reunión Interuniversitaria Nacional sobre Educación en Contextos de Privación de la Libertad, de la que participaron 9 universidades públicas que trabajan en el tema. Y se realizó el II Foro de Observatorios Universitarios en el que se propuso conformar una Red de observatorios para que las distintas universidades que la conforman estén en permanente contacto entre sí y de esta manera, elaborar políticas de acuerdo a temas pertinentes a la misma.

Otro punto a destacar del IV Congreso fueron los tres ejes centrales, en los que se trató “La práctica de la extensión como herramienta de la formación universitaria integral”, “La Universidad en la construcción de políticas públicas” y “Universidad- Sociedad, encuentro de saberes para la transformación social”.

En el primer eje quedó claro que es posible integrar la Extensión a la Currícula, lo que es una novedad en que se refleja la breve experiencia en este tema.

 Con respecto a lo expuesto, el Lic. Raúl Linares, docente e investigador de la Universidad Nacional de Rosario y referente en el país en relación a la Extensión Universitaria, sostuvo, en su paso por el Congreso, que la “Extensión es una misión, una función de la universidad, una de las tres misiones principales junto con la docencia y la investigación”.

Además agregó que “la extensión es un área en la cual podemos trabajar mucho el compromiso de la Universidad con la sociedad, compromiso con los distintos estamentos universitarios, es decir, estudiantes, graduados, docentes, personal administrativo con la sociedad. Se trata de proyectos de intervención en la sociedad para tratar de modificar la realidad. Esto también es importante porque transciende al interior de la universidad. Y con esto se trata de cumplir con este doble propósito”.

 En el segundo eje se reflexionó sobre la obligación de la Universidad de participar en la definición de políticas públicas dado que el conocimiento científico tiene un valor fundamental. Además se acordó que se debe generar un diálogo con la comunidad destinataria de esas políticas públicas para que no sean políticas alejadas de la realidad concreta y de las necesidades de la población.

Y en el tercer eje, se trabajó la posibilidad de plantear estrategias de vinculación con la sociedad, centradas en la incorporación de la Extensión en la currícula, la necesidad de un diálogo horizontal con los actores sociales y la institucionalización y jerarquización de la Extensión.

Además en el marco del IV Congreso, se realizó, por un lado, la Conferencia Inclusión Social y Extensión: Programas y políticas de educación superior. En la misma, se expusieron los programas nacionales y locales que están involucrados con este tema y se destacó el aporte conceptual que brindó María Nieves Tapia en relación a comprender el desafío de la calidad educativa y el compromiso social.

Por otro lado, se llevó a cabo la Conferencia Movimientos Sociales y Universidad. Desafíos de su articulación, en la que estuvieron presentes Rosa T. de Roisinblit (Abuelas de Plaza de Mayo), Liliana Sevilla (COLOBA), Germán Pérez (UBA-FLACSO) y Verónica Maturano (Movimiento Nacional Campesino Indígena) que dieron importantes puntos de vista acerca del compromiso social fuera de la Universidad y cómo ellos observan la articulación con las universidades. Además, expusieron su deseo de que haya una mayor apertura a sus propuestas e insistieron en que al momento de formular políticas de Extensión se debe convocar a las organizaciones.

Y además, se llevó a cabo la Conferencia Educación Universitaria en cárceles: Equidad y Derechos Humanos, en la que se trabajó sobre la necesidad de integrar el trabajo de las distintas universidades del país con el apoyo del Ministerio de Educación.

 Al respecto Alberto Molina, Coordinador del Programa de Educación en contexto de Encierro, de la UNCUYO, comentó que “es muy importante la inserción de la Universidad en las cárceles porque de esta manera se contribuye a la formación integral y al desarrollo pleno de hombres y mujeres privados de la libertad”. Y concluyó que “la Universidad se impone la formulación de proyectos de Extensión para promover así el conocimiento”.

Por su parte, María Isabel Giacchino de Ribet sostuvo que en Mendoza están pasando cosas interesantes respecto a esta temática. Asimismo, continuó explicando que, este sector de la población que está en contextos de encierro, son personas invisibilizadas, de alguna manera, por su situación y que tiene pocas posibilidades de reclamar por el derecho a la educación. Por este motivo, el principal objetivo de esta modalidad es garantizar este derecho a la educación para las personas privadas de libertad, sin limitación o discriminación vinculada a la situación de encierro.  

En el acto de clausura, Alejandra Flaquer distinguió el incremento de 400 a 600 ponencias en el IV Congreso de Extensión respecto del III Congreso realizado en Santa Fe. Por su parte, el Vicerrector Dr. Gustavo Kent afirmó que “la extensión más que nunca está cumpliendo el rol social que se le exige a la Universidad”, a lo que el Rector de la UNCUYO, Ing. Agr. Arturo Somoza sumó “tengo una sensación muy fuerte de que esto continúa con más fuerza, que se proyecta, que va a tener muchos resultados”. Por último, el Lic. Fabio Erreguerena cerró el Congreso diciendo “Fue un encuentro de encuentros, donde hubo, entre otras, reuniones sobre movimientos sociales, observatorios universitarios, de Educación en contexto de privación de la libertad, de arte y género y la Asamblea de la Red Nacional de Extensión”.




Comentarios

(*)Son campos requeridos.

Su dirección correo no será publicado

Los comentarios serán publicados una vez que el administrador los apruebe.