Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Economía de la Cultura

El pasado martes 24 de noviembre, el Lic. Sebastián Ladrón de Guevara, referente mendocino en temas de gestión cultural y economía creativa, ofreció la conferencia “Economía de la Cultura: la Cultura en el discurso económico”, en la sede de carreras musicales de la Universidad Nacional de las Artes, DAMUS, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

25 de noviembre de 2015, 15:37.

Economía de la Cultura

Lic. Sebastián Ladrón de Guevara junto al D.I. Julio Daher Ampliar imagen


Estuvieron presentes por la UNCuyo, el Secretario de Extensión, D.I. Julio Daher, y por la UNA, la Decana del DAMus, Prof. Cristina Vázquez; la Prosecretaria de Vinculación y Promoción Estudiantil, Lic. Victoria Gandini y la Prosecretaria de Producción y Extensión Académica, Lic. Mariana Rosas.

En esta ocasión, el impacto de la temática ofrecida en la conferencia y las diversas aristas que se desprenden para repensar la acción artístico-musical de una manera transversal con otras ramas del conocimiento, permitieron delinear futuras líneas de trabajo conjuntas. Al finalizar la conferencia, la UNCUYO recibió la propuesta formal de participar de las Jornadas de Arte y  Trabajo para marzo del año próximo en Buenos Aires.

La charla se basó en la historia económica a través del pensamiento de los protagonistas de sus distintas escuelas y de cómo observaron desde singulares puntos de vista el binomio Cultura-Economía. Tal es así que, las diversas posiciones en la Economía referidas a la acción cultural, tuvieron un marco en la coyuntura particular de cada época. Incursiones aisladas de algunos economistas en el sector de artes escénicas principalmente, publicaciones de artículos en revistas especializadas, el surgimiento de agrupaciones o asociaciones específicas de estudios económicos con foco en el sector cultural, comenzaron a forjar una disciplina económica especializada: la Economía de la Cultura.

No es función de la Economía indicar qué es Cultura y tampoco debe pretenderlo. La Economía posee herramientas útiles para optimizar el desarrollo de las áreas de política del sector público, y la Cultura no es ajena al desenvolvimiento integral del bienestar de una sociedad. En la era del conocimiento, donde la innovación y la creatividad son motores complementarios vitales, las resultantes del vínculo entre Economía y Cultura, acompañan la actualización y el perfeccionamiento del emprendedor cultural, favoreciendo su posicionamiento en el escenario global del desarrollo.

Un efecto relevante de este apasionante proceso, es la aparición de Observatorios Culturales, entre ellos el CMC. La cultura en el discurso económico, se empezó a discutir en nuestro país en Buenos Aires y la segunda provincia en sumarse fue Mendoza desde la UNCUYO. De ahí la importancia de estos encuentros.

Economía de la Cultura

Economía de la Cultura